Inicio Actualidad Económica Los transportistas que pusieron en jaque la distribución en 2022 ratifican unirse...

Los transportistas que pusieron en jaque la distribución en 2022 ratifican unirse a las protestas agrícolas con un paro indefinido

«No nos dejan otra alternativa que salir a la calle a luchar». Las protestas del sector del transporte están oficialmente de vuelta y aspiran a ser aún más masivas al unirse a la huelga del campo. La Plataforma Nacional por la Defensa del Transporte, que agrupa a miles de transportistas autónomos y pymes, ha ratificado esta tarde la decisión de comenzar un paro indefinido de la actividad junto con el sector primario.

En un concentración en los alrededores del estadio Metropolitano de Madrid -que ha comenzado con unas 200 personas y a la que se han ido sumando más agricultores y transportistas con chalecos amarillos- se ha ratificado esta decisión avanzada esta pasada semana y a la espera de que el Gobierno escuche sus reivindicaciones. La cifra de asistencia ha sido inferior a la esperada: 5.000 camiones y hasta 20.000 transportistas. «Hoy aquí se refrenda el paro nacional indefinido para que esa alianza entre campo y transporte se inicie», ha declarado el presidente de la plataforma, Manuel Hernández. «Mientras el sector de mercancías por carretera, agricultura y ganadería no tengan unas soluciones mínimas, ninguno levantará el paro», ha añadido.

La plataforma, que en marzo de 2022 promovió una huelga de 20 días que llegó a poner en jaque la cadena de distribución, da este paso sin el respaldo del Comité Nacional del Transporte de Mercancías por Carretera (CNTC), el órgano interlocutor del sector con el Gobierno, en el que no está representada.

La agrupación llama a la movilización para defender «un precio justo en el transporte», que los trabajadores tengan «un convenio único» y un «salario digno», así como «una representación a la que la vote el sector, y que no se la acrediten las asociaciones». Además, los transportistas reclaman una jubilación digna y que se reconozcan sus enfermedades laborales. Durante la protesta, Hernández ha ensalzado el papel de los transportistas que llevan la comida del campo a la mesa, «gente que se juega la vida en la carretera, que avala con su casa un camión para poderse ganar la vida».

Lola Guzmán, portavoz de la plataforma 6F también convocante de esta reunión, ha insistido en que el «ministro de Agricultura tiene que juntarse con el de Transporte y que cuando logren sus reivindicaciones volverán a sus casas». En este sentido, en la mañana del sábado, Manuel Hernández acusó Gobierno de «abocarles al conflicto por no sentarse a escuchar».

El presidente de la Plataforma Nacional por la Defensa del Transporte ha denunciado que la ley que entró en vigor en agosto de 2022 para garantizar precios justos para el sector del transporte por carretera «no ha tenido resultados» más de un año y medio después. «Seguimos sumidos en la miseria», ha subrayado. «En noviembre de 2023, le escribimos al nuevo ministro de Transportes, Óscar Puente, que nos tenían abandonados y nos habían engañado. Le dimos un ultimátum. Si en un plazo breve de tiempo no se sentaban con los actores verdaderos de este sector a hablar, iban a tener problemas», ha añadido. La amenaza ha acabado por cumplirse.