Inicio Actualidad Económica Los transportistas que pusieron en jaque la distribución en 2022 se suman...

Los transportistas que pusieron en jaque la distribución en 2022 se suman a los agricultores y convocan un paro indefinido

Vuelven las protestas al sector del transporte. La Plataforma Nacional para la Defensa del Sector del Transporte, que agrupa a miles de transportistas por carretera autónomos y pymes y que en 2022 puso en jaque al sector de la distribución con sus protestas, ha anunciado hoy la convocatoria de un nuevo paro indefinido que tendrá que ser refrendado el próximo sábado.

La asociación, que no cuenta con el respaldo de las grandes agrupaciones del sector como CETM o Fenadismer, ha decidido así sumarse a las protestas de los agricultores, que se han levantado contra el Gobierno y las políticas impulsadas desde Bruselas.

Este paro está abierto a todos los movimientos y sectores que lo consideren oportuno, según ha indicado la plataforma convocante, que también ha pedido el apoyo y la participación de la sociedad civil.

Quejas

La Plataforma ya había abierto la puerta a celebrar protestas a mediados de enero, aunque sus quejas nada tenían que ver con la crisis del sector agrícola. Entonces, aseguró que las pequeñas empresas de transporte de mercancías por carretera y conductores autónomos viven una situación «agónica», al tiempo que, según decía, el Ejecutivo sigue incluso sin reconocerlos como interlocutores válidos en las negociaciones relativas a la regulación del sector.

La Plataforma expresó su preocupación por la falta de atención y respuesta a sus solicitudes de reunión por parte de los ministros de Transportes y de Trabajo y criticó que se esté dando preferencia a políticas que impulsan el transporte ferroviario de mercancías en detrimento de la carretera; la fusión de grandes compañías del sector; el uso del «dúo tráiler» (lo que en su opinión arrincona a las pymes) y políticas medioambientales que «discriminan y penalizan a los pequeños transportistas». Además, denunciaron la aceleración en la incorporación de conductores extranjeros a empresas españolas, afectando los derechos laborales de los nacionales.

Injustificado

La convocatoria de huelga por parte de esta asociación ha tenido cumplida respuesta por parte del ministro de Transportes y Movilidad Sostenible, Óscar Puente. Durante una visita en Mérida, el ministro ha defendido que cualquier paro convocado por los transportistas en apoyo al sector agrícola estaría «absolutamente injustificado». Puente ha asegurado que sus motivaciones «nada tienen que ver con el sector», sino que «tienen más que ver con la política». Por tanto, si alguna asociación decide sumarse a las movilizaciones que están en este momento promoviendo los agricultores, que considera que sí gozan de «una mayor justificación», será «una decisión que asumirá quien la tome».

Para el ministro, el sector del transporte en este momento tiene «algunas razones» para estar «descontento», pero también otras «por las que debería no estarlo», por lo que, ha remarcado, su departamento va a observar «con enorme detalle» las decisiones que se tomen al respecto.