Inicio Actualidad Económica Marruecos divide en dos lotes su macroconcurso de trenes al que aspiran...

Marruecos divide en dos lotes su macroconcurso de trenes al que aspiran Talgo y CAF y rebaja a 132 los pedidos en firme

La Oficina Nacional de Ferrocarriles (ONCF) de Marruecos ha dividido en dos lotes el  macroconcurso que lanzó a mediados de mes para adquirir 168 trenes y en el que se han posicionado los constructores españoles Talgo y CAF. Según recoge la oferta de licitación, el primer paquete, con un coste estimado de 760 millones de euros, incluye 18 trenes de alta velocidad y 40 de largo recorrido. El segundo incluye 150 trenes para la red regional y consta de 60 unidades de media distancia y otras 50 para servicios metropolitanos con un coste estimado de 690 millones de euros sin IVA.

El documento también recoge que de los 168 trenes anunciados por la compañía marroquí, 36 serán opcionales: seis de alta velocidad, diez de media distancia y veinte metropolitanos.

A pesar de haber dividido en dos el pedido, la ONCF advierte en el documento que eso no significa que al final del diálogo competitivo -proceso elegido para dirimir el concurso- todo el contrato pueda ser adjudicado a un único fabricante.

Impulso al sector

Con la adquisición de estos 168 trenes, Marruecos pretende apoyar el fuerte crecimiento del tráfico de pasajeros en el país y sustituir parte de la flota que ha llegado al final de su vida útil. Además, persigue también garantizar las conexiones en la futura ampliación de la línea de alta velocidad hacia Marrakech, así como el servicio local en las regiones de Casablanca y Rabat. Asimismo, asegura que el contrato contribuirá también a mejorar la preparación del país de cara al Mundial de fútbol de 2030 que organizará junto a España y Portugal , según ha explicado la ONCF.

La ONCF lanzó en septiembre del año pasado una convocatoria de manifestación de interés para identificar a compañías potencialmente interesadas ​​en el proyecto que pudiera conducir a mejores ofertas o más asociaciones y recopilar información sobre las habilidades, recursos y ideas de los interesados. A esta convocatoria respondieron diez fabricantes, incluidos los dos españoles.

La convocatoria lanzada por la compañía marroquí se divide en tres componentes que van más allá de la mera compra de trenes. El primero es la compra en sí del material rodante, cuyo calendario de entregas se extenderá a lo largo de cuatro años, entre 2027 y 2030. El segundo, la asociación para el mantenimiento, mediante el que la ONCF y el fabricante seleccionado crearán una estructura común que se encargará de garantizar, por cuenta de la ONCF, los servicios de mantenimiento rutinario e industrial de los trenes. Y el último, el establecimiento por parte del fabricante seleccionado de un proyecto de desarrollo industrial, mediante la construcción de una fábrica en Marruecos y el desarrollo de un ecosistema ferroviario, formado por proveedores y subcontratistas, con ambición exportadora.