Montoro quiere prohibir las amnistías fiscales, y no, no es una broma

Cristóbal Montoro, el ministro de Hacienda, ha propuesto durante esta semana la modificación de la Ley General Tributaria (LGT) para prohibir la aprobación de nuevas amnistías fiscales, de su gobierno o de otros gobiernos.

Durante la comparecencia de la Comisión de Hacienda, Montoro señaló que el Gobierno del PP adoptó en 2012 un proceso de regularización extraordinaria para lograr recursos adicionales ante el elevado déficit público que dejó el anterior gobierno.

Nos podemos preguntar: ¿Montoro reconoce que salvo a los defraudadores y corruptos españoles? ¿Con qué se ha intentado justificar Montoro para realizar la amnistía fiscal? ¿Cuáles son los datos de la amnistía fiscal de Montoro?

Una amnistía fiscal casi regalada para los defraudadores

La amnistía fiscal no ha sido una medida novedosa del Gobierno del PP, ya que dentro de los ‘Presupuesto Generales del Estado’ de 1992 ya se estableció la prohibición de realizar amnistías fiscales, lo que en su momento impidió que el Gobierno de Mariano Rajoy realizara un proceso de perdón fiscal.

La amnistía fiscal del 2012 permitió a los contribuyentes regularizar su situación pagando solo un 10 por ciento, mucho menos que tendrían que haber pagado si lo hubieran realizado en la fecha que lo hicieron el resto de contribuyentes.

Pero el gravamen efectivo fue mucho menor que este 10 por ciento. En realidad, fue del 3 por ciento porque solo se aplicó sobre los rendimientos de los ejercicios que no habían prescrito, es decir, los 4 años anteriores.

Montoro no reconoce que salvó a los corruptos españoles

PSOE y Podemos ha exigido la dimisión de Montoro en el Congreso de los Diputados. Pero ha reconocido Montoro en los pasillos del Congreso de los Diputados que a la amnistía se acogieron socialistas que populares y ha rechazado que la regularización extraordinario se hiciera para salvar a los corruptos españoles.

Montoro ha señalado varias veces, que de las filas peperas, sólo hay un dirigente se han acogido a la amnistía fiscal, pero la realidad como han demostrado los tribunales es muy diferente con los procesos de corrupción existentes.

Montoro siempre se ha referido a Rodrigo Rato, el exministro de economía, cuyo nunca ha pronunciado, pero en realidad se ha dejado muchos de sus filas en el tintero. Rato fue durante mucho tiempo uno de los pesos pesados del Partido Popular se acogió a la amnistía fiscal y después presentó su declaración de bienes en el extranjero.

Esta declaración fue el origen de la investigación a Rato que está todavía en proceso donde se le acuso de blanqueo de capitales.

Montoro se intenta justificar con la crisis económica y el anterior gobierno

Durante el pleno del Congreso de los Diputados, el partido socialista ha impulsado la reprobación de ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, y Ciudadanos estudia si va apoyar el trámite que no tiene efectos prácticos.

Montoro ha asegurado que no va a dimitir y que su futuro, como todos los ministros de su Gobierno, está en manos del presidente Mariano Rajoy. Montoro ha comparecido a petición de la propia Comisión de Hacienda, donde ha recordado que la amnistía fiscal se adoptó en momento difícil para España y que estaba al borde del rescate.

Además, España estaba en una situación de muchas dificultades financieras, acumulaba un déficit público de gran tamaño y sufría una pérdida de recaudación sin precedentes, aunque esto sigue sin justificar porque se ha perdonado a tantos defraudadores.

Montoro, que ha rechazado de forma continua que el proceso de regularización de 2012 fuera una amnistía fiscal, puso en valor que el proceso permitió aflorar 40.000 millones de euros, una cantidad mucho inferior si se hubiera ido por la vía de inspecciones, y además la recaudación fue mucho inferior de la esperada.

Pero en realidad se ingresaron 1.200 millones de euros frente a los 2.500 millones de euros previstos.

Montoro ha señalado que el patrimonio declarado por los defraudadores que se acogieron a la amnistía fiscal y presentaron después la declaración de bienes en el exterior ha aumentado casi el doble, ya que ha pasado de los 23.892 millones de euros en 2007 a los 46.025 millones de euros en 2015. Pero, en realidad, no se ve mucha relación en esto con realizar la amnistía fiscal.

Montoro, ha hecho un poco de publicidad para sus filas, anunciando que el Gobierno tiene la intención de aumentos los efectivos de la Agencia Tributaria para luchar contra el fraude fiscal, una medida que no se incluye en los presupuestos de este año si no para los presupuestos del año que viene.

La oposición arremete con fuerza contra Montoro

La oposición ha arremetido contra los argumentos y justificaciones que ha dado Montoro. Ignasi Candela, le ha dicho: “Usted es como el personaje de El Padrino, Tom Hagen; ha sido el blanqueador de los criminales”, ha proclamado con toda tranquilidad y “con todo el respeto”.

El comentario ha alterado tanto a los populares que ha llegado hasta el punto de que el presidente, el socialista Antonio Prada, le ha pedido que retirase la expresión del diario de sesiones; al negarse ha anunciado que lo haría él dentro de sus competencias.

Otros portavoces le han presionado. Alberto Garzón, de Unidos Podemos, le ha recordado que “sus pececitos resulta que son delincuentes”; además le ha comentado que “este tipo de políticas desvirtúan la propia Constitución, como le ha recordado el tribunal Constitucional. Su amnistía fue una zanahoria en lugar del palo a los defraudadores”.

El socialista Julián López, le ha hecho una pregunta concreta: “¿Usted ha tenido acceso a la lista de los que se han acogido a la amnistía fiscal?”. “¡Haga pública la lista!, y si hay que hacer una ley ya cuenta con 84 votos del grupo socialista”, le ha conminado tras realizarle una admonición: “Se va a marchar usted sin pedir disculpas a los españoles que pagan sus impuestos”.

Los datos de la amnistía fiscal de Montoro

Los resultados del proceso de amnistía fiscal se puede resumir en las siguientes cifras:

  • Contribuyentes acogidos: la amnistía permitió alrededor de 31.500 evasores fiscales regularizar sus activos no declarados a la Agencia Tributaria.

  • Cantidad regularizada: según datos de la Agencia Tributaria afloraron alrededor de 40.000 millones de euros.

  • Carga nominal: se ofreció a los evasores fiscales tributar únicamente al 10 por ciento de lo que se tenía que declarar, una disminución substancial del tipo impositivo aplicable.

  • Carga real: en realidad resulto más barato ya que en vez de tributar el 10 por ciento total del patrimonio aflorado, como se preveía en un inicio, se permitió a los evasores fiscales tributar al 10 por ciento de los intereses recabados en los ejercicios fiscales afectados por la amnistía, del 2008 a 2010. Por eso se estima que se acabo tributando de media el 3 por ciento de la cantidad garantizada.

  • Cantidad recaudada: se consiguió recauda alrededor de 1.200 millones de euros, menos de la mitad de los 2.500 millones de euros que el Gobierno del PP había previsto ingresar.

  • Cantidad no conseguida regularizar: se estima que alrededor de 2.800 millones de euros fueros perdonados por la amnistía, por permitir tributar de media un tipo de interés del 3 por ciento, en vez del 10 por ciento previsto.

  • Inspecciones derivadas: la Agencia Tributaria, hasta el mes pasado, había abierto 3.545 inspecciones derivados de la amnistía de 2012, apenas una décima parte de los evasores fiscales.

En El Blog Salmón | La amnistía fiscal es inconstitucional pero la sentencia es un brindis al sol

Imagen | Flickr

Loading...