Inicio Actualidad Económica Orange y MásMóvil se convierten en Masorange: invertirá 4.000 millones en tres...

Orange y MásMóvil se convierten en Masorange: invertirá 4.000 millones en tres años, no planea despidos y mantiene marcas y tarifas

Orange España y MásMóvil se convierten en Masorange. Así se denomina la nueva compañía con la que operarán de forma conjunta ambas operadoras una vez sustanciada su fusión. La nueva «teleco» ha sido presentada hoy por su nuevo consejero delegado, Meinrad Spenger, que ha destacado que Marorange nace con la prioridad de ser líder en clientes, talento y satisfacción. El directivo, además, ha resaltado que la nueva «teleco» es un operador más fuerte, sostenible y con capacidad de inversión. Masorange, de hecho, ha fijado en 4.000 millones de euros sus objetivos de inversión en España en los próximos tres años, especialmente en despliegues de 5G y fibra y en nuevos servicios. Una inversión para la que, según ha dicho el consejero delegado de Masorange, tienen asegurada la financiación.

Spenger también ha informado de que la firma nace con unos 12.500 millones de euros de deuda, de los que dos tercios están protegidos frente a posibles subidas de los costes de financiación, según ha detallado. El directivo austriaco ha explicado que el objetivo de la firma es recortar en un plazo de dos o tres años la ratio deuda/ebitda a 3,5 veces ebitda para lo que, ha explicado, no tienen previsto repartir dividendos en los próximos años. Una política para la que, ha asegurado, cuentan con el apoyo de sus accionistas.

Plan industrial

Spenger, que ha reconocido que el proceso que ha culminado en el nacimiento de Masorange ha sido «más largo de lo esperado», ha asegurado que la compañía tiene un plan industrial basado en cinco pilares: ingresos, integración, inversión, innovación e impacto positivo.

Respecto a los ingresos, Spenger ha dicho que son «un proyecto de crecimiento» y que deben «dejarse de complejos». Para seguir avanzando, ha asegurado que buscarán oportunidades en el segmento de empresas y administraciones públicas. También ha subrayado la búsqueda de nuevos proyectos como palanca para crecer y potenciar los servicios no telco como seguros, banca, alarmas o telemedicina que la compañía ya presta y en los que crece.

El directivo ha añadido que la integración les permitirán sinergias de cerca de 500 millones de euros a partir del cuarto año de la fusión y que provendrán, sobre todo, de recortar costes superfluos duplicados o la mejor gestión de sus clientes. En cualquier caso, ha dicho Spenger, «no tenemos previsto ningún plan de ajuste de plantilla». Si lo hacemos bien con las sinergias, ha dicho Sprenger, «podremos cumplir» con el objetivo de inversión de 4.000 millones de euros que se han fijado e, incluso, superarlo.

Para innovar, Masorange buscará las mejores alianzas. Además, como ha dicho su consejero delegado, contarán con los recursos necesarios para apoyar la innovación.

En términos de estrategia, Spenger ha explicado que Masorange seguirá apostando por ser multimarca y mantener las enseñas con las que ahora trabaja como Orange, Yoigo o Jazztel. De este modo, mantendrá sus marcas y sus tarifas. La compañía, según ha asegurado Spenger, quiere estar presente en todos los segmentos con productos de calidad y a un precio justo.

Cifras

Masorange espera que este plan le permita afianzar la posición de dominio del sector que tiene ya en algunos aspectos y crecer en otros. Como ha recordado Spenger, la compañía es líder por número de clientes (más de 30 millones de telefonía y siete de banca ancha, lo que representa el 40% de cuota de mercado en móvil y fijo), en cobertura (98% en 4% y 80% en 5G), satisfacción del cliente, en venta de dispositivos (4,2 millones de dispositivos electrónicos) y en número de tiendas.

En términos financieros, como ha recordado Spenger, Masorange se convierte en una de las 20 mayores empresas en España por ingresos, con 7.400 millones de euros; un resultado operativo (ebitda) de 2.600 millones de euros y una valoración superior a 18.600 millones de euros. A pesar de que este tamaño le daría la opción de entrar en el selectivo Ibex 35, Spenger ha asegurado que la opción de salir a bolsa, aunque no está cerrada, se analizará en el futuro por los accionistas de la compañía una vez vean cual es su desempeño. En este escenario, Orange tiene la opción de tomar el control de la nueva compañía, aunque no hay nada garantizado, según Spenger.