Inicio Actualidad Económica Pico de ansiedad en los mercados mantiene en alza a los refugios

Pico de ansiedad en los mercados mantiene en alza a los refugios

La libra esterlina perdió fuerza frente a sus principales rivales ayer, en un “Día de la Libertad” que dejó muy poco que desear. Aunque el país puso fin a la mayoría de restricciones a partir del lunes, el creciente número de casos advierte de posibles cierres en el futuro cercano. Ante este panorama, EE.UU. ya ha pedido a sus ciudadanos que evitaran viajar al Reino Unido y elevó la alerta de viaje del país a «muy alta». El previsible deterioro sanitario podría tener amplias consecuencias económicas, poniendo la confianza de los inversores y consumidores a prueba. Además, la probabilidad de medidas de bloqueo más estrictas en el futuro no puede descartarse por completo, como lo destaca la implementación de un pasaporte de vacunas para ciertas actividades a partir de septiembre. En el frente de política monetaria, los miembros Haskel y Mann del Banco de Inglaterra hicieron referencia a la naturaleza transitoria del impulso inflacionario actual, contrarrestando las recientes declaraciones agresivas de Saunders y Ramsden. Si bien estos comentarios pudieron exacerbar la debilidad de la libra en el día, el foco de atención sigue anclado en las perspectivas sanitarias y económicas.

Ni siquiera el billete verde se libró ayer de la estampida de los mercados a posiciones de bajo riesgo, a medida que la rápida expansión de la variante delta continúa generando nerviosismo sobre el panorama económico. El pánico se hizo evidente a la apertura de los mercados norteamericanos, cuando cayeron simultáneamente los valores bursátiles, los rendimientos del Tesoro y el dólar frente a monedas refugio como el yen, el franco suizo y el euro. El índice S&P 500 se deslizó cerca de un 2% tras el toque de la campana en su mayor caída desde mayo, mientras que la rentabilidad a 10 años de los bonos tocó mínimos desde febrero. El panorama advierte de una posible ralentización de la tasa de crecimiento económico, mientras que el progresivo debate de normalización de la política monetaria genera la sensación de que los mercados financieros han sido excesivamente optimistas. Los movimientos de hoy deberían ser menos pronunciados dado que las bolsas asiáticas moderaron las pérdidas y los futuros europeos y estadounidenses señalas modestas correcciones. Sin embargo, el dólar estará a la deriva del sentimiento de riesgos a nivel global, que continúa expuesto a crecientes tensiones sobre el panorama económico.

El peso mexicano tomó una breve ventaja frente a la caída del dólar a la apertura del mercado, aunque no logró ofrecer resistencia ante el avance del euro. La divisa fue especialmente sensible a la caída de los rendimientos del Tesoro, mientras la renta fija doméstica permaneció dentro de su rango. Sin embargo, la narrativa frente al euro refleja con mayor claridad la dinámica subyacente de la moneda, que no escapa de la estampida de riesgos de los mercados financieros frente al temor de una oleada de contagios que ponga freno al ritmo de recuperación económica. Pese a todo, el peso ha logrado sostener niveles sólidos frente a sus principales rivales, oscilando en una banda de cotización estrecha en las últimas jornadas. El calendario doméstico ofrecerá hoy los resultados de la nueva encuesta de expectativas de Citibanamex, mientras el peso se mueve al ritmo de los flujos de sentimiento más amplios del mercado.

Publicidad