Inicio Actualidad Económica Piso de alquiler: ¿puedo cambiar la cerradura de la puerta?

Piso de alquiler: ¿puedo cambiar la cerradura de la puerta?

Vivir de alquiler es la realidad de cada vez más personas en nuestro país ante la imposibilidad de poder convertirse en propietarios. No obstante, antes de firmar el contrato, tanto el casero como el inquilino deberán resolver las cuestiones que tengan pendientes. Una de las dudas más habituales está relacionada con el cambio de la cerradura en los pisos de alquiler, por tanto, desde el portal inmobiliario Fotocasa resuelven todas las preguntas al respecto.

Al entrar a vivir una vivienda, ya sea de alquiler o compra, se recomienda cambiar las cerraduras. Y es que, aunque el casero debe entregar obligatoriamente todas las llaves al inquilino cuando este entre en la vivienda de alquiler, no se puede saber si existen otras copias en posesión del arrendador que puede utilizar para entrar al domicilio.

El cambio de cerradura es una vía que le permite al inquilino velar por la seguridad de su propia casa, según la normativa actual, por lo que sí que tendrá derecho a cambiarla aunque esté alquilada, haciéndose cargo del coste de la modificación del bombín.

¿Se debe avisar al propietario?

El inquilino cuenta con pleno derecho de cambiar la cerradura y el propietario no podrá negarse a dicho cambio. Asimismo, tampoco será necesario que este informe al casero al respecto.

Durante la vigencia del contrato de alquiler tampoco será obligatorio entregar una copia al casero, ya que el artículo 18.2 de la Constitución establece que «el domicilio es inviolable. Ninguna entrada o registro podrá hacerse en él sin consentimiento del titular o resolución judicial, salvo en caso de flagrante delito». Además, el artículo 202 del Código Penal advierte que «el particular que, sin habitar en ella, entrare en morada ajena o se mantuviera en la misma contra la voluntad de su morador, será castigado con la pena de prisión de seis meses a dos años«, pena que se podrá extender de uno a cuatro años si el hecho se ejecuta con violencia o intimidación, además de una multa de seis a doce meses. Por tanto, los propietarios no pueden entrar en la vivienda alquilada sin el permiso expreso de los inquilinos.

Aunque no existe ninguna normativa que obligue al inquilino a avisar al propietario del cambio de cerradura, es recomendable comunicárselo para mantener una relación cordial. En cuanto a la entrega de una copia de las llaves, eso dependerá de la relación entre casero e inquilino. No obstante, los arrendatarios están obligados a entregarle al propietario la antigua cerradura y llaves, ya que son de su propiedad.

¿Puede el propietario puede cambiar la cerradura?

El propietario no puede acceder a la vivienda mientras esté vigente el contrato de alquiler, y, por tanto, tampoco podrá cambiar la cerradura. «Bajo ningún concepto, el propietario está en posición de cambiar la cerradura, ni siquiera cuando existan problemas de impago del alquiler o si la vivienda ha sufrido algún desperfecto», explican desde el portal inmobiliario.