Inicio Actualidad Económica Poner placas solares reduce la factura eléctrica pero hay fuertes requisitos para...

Poner placas solares reduce la factura eléctrica pero hay fuertes requisitos para la rentabilidad: te los explicamos a fondo

La factura de luz está más cara que nunca, incluso con las rebajas fiscales del Gobierno. Y es un buen momento para plantearse alternativas para reducir la factura. Una que se nos pasa a muchos por la cabeza es poner placas solares.

Efectivamente las placas solares reducen la factura eléctrica: producen energía que se consume primero en lugar de la que viene por la red eléctrica. Pero esta energía no es gratis: hay unos costes de las placas que tienen que amortizarse y por tanto es necesario realizar un estudio de rentabilidad.


Condiciones para la instalación de placas solares

La primera condición importante para poder instalar placas solares es poseer una vivienda en propiedad unifamiliar. Es cierto que según la legislación española en viviendas colectivas están permitidos los paneles solares, pero los requisitos son más complicados, ya que hay que realizar un reparto de la energía generada y no todas las viviendas tienen las mismas necesidades energéticas, incluso en viviendas del mismo bloque.

Además para realizar este tipo de instalaciones colectivas hay que poner de acuerdo a los vecinos, lo cual puede ser un problema (cualquiera que haya ido a una reunión de una comunidad de vecinos sabe lo complicado que es).

Por tanto la principal condición para la instalación de placas solares es contar con una vivienda unifamiliar. Y vamos a suponer que se hace una instalación sin baterías, pues la amortización de placas solares con baterías es mucho más larga (aunque puede ser una opción interesante para viviendas aisladas off-grid o segundas viviendas con uso esporádico).

Factores subsanables

Hay algunas cosas que hay que tener en cuenta cuando se instalan placas solares, ya que no todas las viviendas tienen las condiciones adecuadas para generar electricidad de una forma adecuada. Hay algunos factores subsanables y otros no.

La primera condición es la orientación del tejado. En España idealmente los paneles tienen que estar orientados al sur, aunque dependiendo de la ciudad exacta puede que el azimut respecto al sur varíe un poco.

La segunda es la inclinación de los paneles, ya que tienen que tener una elevación de unos 35º respecto a la horizontal, pero de nuevo depende de dónde nos situemos dentro de España.

Estas dos condiciones son subsanables, por ejemplo con estructuras encima del tejado que pueden ser más o menos aparatosas. El impacto no tiene por qué ser muy alto si varían unos pocos grados, pero por ejemplo si la única orientación disponible es norte entonces no será muy buena idea instalar paneles.

Factores de difícil subsanación

Hay otras condiciones que difícilmente pueden ser subsanables. Una es el clima: no es lo mismo instalar paneles solares en Bilbao que en Sevilla. La producción anual se verá afectada gravemente por los días de lluvia.

Otro problema son las sombras en los paneles. Una pequeña sombra en uno de los paneles puede reducir drásticamente la producción. Si el tejado está afectado por sombras de otros edificios o chimeneas, la producción mermará gravemente y posiblemente se verá afectada la viabilidad de la instalación.

Cómo calcular la producción

Para calcular la capacidad de producción de un tejado existen herramientas online. Una muy recomendable es la oficial de la Unión Europea, el servicio geográfico fotovoltaico. En ella se puede introducir la ciudad y calculará automáticamente la producción en kWh anuales a partir de un kWp de instalación solar, presentando, además, la inclinación y azimut óptimos.

Seleccionar la ciudad de Bilbao en el mapa y hacer click en que calcule de forma automática la inclinación y el azimut

Como ejemplo hemos seleccionado Bilbao, con una incidencia solar bastante mala para ser España. Según los cálculos un kWp de instalación solar daría unos 1.140 kWh de producción anual, siempre que la inclinación sea 36º y el azimut -1º.

Bilbao Resultados

Producción solar en Bilbao con condiciones óptimas

Si por las condiciones de la vivienda hubiera que instalar los paneles con orientación norte, la producción caería a 621 kWh al año, casi la mitad. Por tanto la orientación es fundamental a la hora de producir.

Bilbao Norte

Producción solar en Bilbao con paneles en orientación norte

Rentabilidad de los paneles solares

El factor determinante para instalar placas solares es la rentabilidad del sistema. Por tanto hay que estimar el coste de la instalación y el ahorro energético (y económico) que nos va a proporcionar. Para ello hemos creado un archivo excel que permite realizar unos cálculos.

Lo primero para poder jugar con el excel es usar la herramienta online antes comentada, para determinar la producción solar en nuestra localización, y comprobar si la orientación e inclinación óptimas se pueden cumplir. Si no, hay que modificar estos valores por datos realistas y recalcular la producción solar en dichas condiciones. En la segunda pestaña del excel hay algunos ejemplos de ciudades españolas.

Para calcular la rentabilidad hay que hacer algunas suposiciones, como el coste de la instalación, si hay subvención a la instalación y el aprovechamiento de la producción. En los tres casos proporcionamos datos orientativos, pero pueden variar.

Merece la pena comentar el tema del aprovechamiento. Hay que tener en cuenta que si la producción instantánea no se consume, se inyecta a la red, y la comercializadora nos compensará a un precio inferior al que consumimos energía (se pueden ver los precios regulados pero normalmente rondan entre los 5 y 10 céntimos de euro). En ningún caso se compensará por encima del consumo del mes (es decir, si un mes se inyecta a la red más de lo que se consume de esta, la factura no sería en negativo, simplemente el coste de la energía estaría a cero, no en negativo, y aemás sí que se cobrarían todos los costes fijos).

Según el IDAE, el consumo eléctrico de los hogares en periodo diurno es el 40% del consumo total, y por tanto el aprovechamiento máximo podría ser este 40% (un poco más si tenemos en cuenta las compensaciones por inyectar a la red pero también hay que tener en cuenta que es muy poco probable que siempre se consuma todo lo que se produce). Así que poner en el campo de aprovechamiento entre un 30-40% es realista.

Y por último es importante establecer el precio de la energía que se compra a la red (en euros por kWh). Es un dato complicado de establecer, hace unos meses 0,15 euros podía ser acertado, a día de hoy poner 0,20 quizá tenga más sentido, ya que los precios de la electricidad han subido bastante. Tampoco se puede hacer un cálculo muy exacto porque el precio cambia cada hora (y la producción solar también).

Ejemplos de rentabilidad

Siguiendo con el ejemplo de Bilbao, se puede ver que para un precio de instalación típico (2500 euros por kWp) y con una subvención del 40% en la instalación (es lo que ha prometido el Gobierno) la amortización saldría en 16 años (o lo que es lo mismo, una rentabilidad del 6%).

Bilbao Rentabilidad

Rentabilidad instalación solar en Bilbao

Si en cambio en la misma localización se instalan placas solares con orientanción norte, con mucha menos producción, la rentabilidad se desploma, a un 3,3% y una amortización superior a los 30 años, lo cual es un problema porque las instalaciones solares suelen durar menos tiempo.

Bilbao Rent Norte

Rentabilidad instalación solar en Bilbao con orientación norte

Un caso mucho más favorable es una instalación en Sevilla con orientación óptima. En este caso la rentabilidad es del 9% y la amortización de 11 años.

Sevilla Rentabilidad

Rentabilidad instalación solar en Sevilla

Muchas incógnitas

Lo que nos demuestra este ejercicio es que la instalación de paneles solares puede reducir la factura eléctrica, pero dependiendo de los costes y ciertas condiciones de la instalación la rentabilidad puede ser adecuada o no.

Además hay que hacer muchos saltos de fe a la hora de realizar estas instalaciones. Hay incógnitas como el precio de la electricidad (aunque los futuros dicen que van a seguir altos durante un tiempo y eso favorece la rentabilidad), las subvenciones disponibles (que parece que van a ser fuertes pero habrá que ver si cualquiera puede acogerse) y el aprovechamiento real que se va a hacer de la energía producida.

Con los costes de las instalaciones cayendo y las subvenciones que va a haber disponibles, es conveniente hacer números antes de lanzarse a realizar este tipo de instalaciones. Esperemos que el excel que hemos preparado os sea de utilidad.

Publicidad