Por qué un préstamo al 0 % puede ser más caro que uno al 8,5 %

Los gastos adicionales: la razón de que los préstamos sin intereses no sean gratuitos

Cuando hablamos de préstamos sin intereses nos referimos al TIN, el porcentaje que refleja los intereses que genera el dinero prestado. Sin embargo, debemos tener en cuenta que estos créditos tienen otros costes como comisiones y productos vinculados que no los harán completamente gratuitos. Para conocer el coste de un préstamo siempre debemos mirar la TAE, un porcentaje que incluye tanto los intereses que nos cobrarán como los gastos adicionales. En este tipo de préstamos el TIN será del 0 %, pero la TAE no.

Imaginemos que queremos financiar 2.000 euros a 12 meses y podemos escoger entre dos préstamos diferentes. Con el crédito con el interés del 8,5 % y sin otros gastos adicionales acabaremos pagando en total 2.093 euros. Para financiar la misma cantidad con el mismo plazo con un crédito sin intereses, pero con una comisión de estudio del 3 % (60 euros), una comisión de apertura del 2 % (40 euros) y un seguro de 50 euros al año acabaríamos pagando 2.150 euros en total, casi 60 euros de diferencia entre ellos

Para conocer el coste total de la financiación no debemos dejarnos llevar por lo que parecen promociones inmejorables, sino que tenemos que evaluar con detenimiento cuál será la mejor opción para nosotros entre diferentes ofertas. Es aconsejable utilizar simuladores que nos permitirán saber no solo el importe total a devolver, sino también cuál será la mensualidad a pagar.

Entonces, ¿son siempre más caros los préstamos sin intereses?

Hay otro factor importante a tener en cuenta a la hora de calcular el coste del crédito y es el plazo. Los intereses se generan según el capital que solicitemos y el tiempo que estemos pagando. Por esto, en los casos donde el plazo sea más largo los préstamos sin intereses probablemente sean una buena opción.

Si seguimos con el ejemplo anterior y decidimos financiar 2.000 euros y ampliamos el plazo a 36 meses, con el crédito al 8,5 % los intereses subirían desde 93 euros hasta 273 euros mientras que con el del 0 % los gastos adicionales seguirían siendo de 150 euros.

De todas maneras este tipo de financiación sin intereses está diseñada para obtener cantidades reducidas a devolver en poco tiempo y sus ofertas no suelen tener plazos que superen los 12 meses como máximo. Por lo que, como ya hemos mencionado, antes de decantarnos por una oferta u otra es importante conocer el coste total según el dinero y el plazo que escojamos.

Loading...