Inicio Actualidad Económica Qué precio pagará realmente el Barça por las palancas que le están...

Qué precio pagará realmente el Barça por las palancas que le están permitiendo ser el que más ficha

El mercado de fichajes futbolísticos está en su momento álgido del año. Los clubes mueven en estos meses de verano sus mejores fichas con el objetivo de tener una plantilla más competitiva para la temporada que entra. Lo de siempre, vamos.

Lo que sucede es que de un tiempo a esta parte se han dejado atrás los veranos de fichajes ‘galácticos’ de esos que llenaban estadios en las presentaciones. Últimamente, gracias al cielo, se ha impuesto una austeridad en el fútbol (dentro de lo que se puede decir que es austeridad en este sector) que nos ha hecho olvidar esos fichajes de locura y se ha optado por el perfil bajo.

Aunque en Camp Barça las cosas están volviendo al inicio de los tiempos. A pesar de que es un club casi en la ruina (el año pasado declaró una deuda de 1.350 millones y un saldo neto negativo de 450 millones), ha conseguido una fórmula para hacer fichajes sonados después de una temporada desastrosa.

Las ha llamado palancas, que no son otra cosa que una forma de financiación alternativa con la que lograr tener flujo de caja y quitarse deudas de encima. El problema es que estas palancas no le van a salir gratis a la entidad catalana. Es más, posiblemente acaben ahogándole más.

Financiación a través de los derechos de imagen

Para que Raphinha, Lewandowski y compañía puedan venir a Barcelona, Laporta se ha lanzado en brazos de fondos de inversión. Es decir, ha vendido su alma al diablo. Porque para conseguir unos 540 millones de liquidez ha vendido el 25% de sus derechos de televisión.

CVC y Sixth Street son los fondos que han comprado un 15% y un 10%, respectivamente, de los derechos televisivos del club culé, algo que les va a salir redondo, porque esos derechos se revalorizan cada año, por lo que el club va perder una parte muy jugosa de estos ingresos.

En concreto, Sixth Street se ha llevado el 10% de los derechos de televisión del Barça por 207,5 millones de euros durante 25 años. Un préstamo que se ha calculado sobre la base de ingresos actual en este concepto que es de 166 millones. Es decir, 16,6 millones anuales de pago de intereses, que en 25 años serán 414 millones. El doble del dinero del préstamo. Un acuerdo nefasto.

Esta es la primera palanca que ha activado y que le va a permitir fichar (se ha gastado ya casi 100 kilos) y sanear sus cuentas inmediatas ante la Liga. Pero hay más. La segunda palanca sería vender parte de BLM y Barça Estudios, empresas relacionadas con el merchandising del equipo. Otro de sus mejores canales de ingresos.

Así, Laporta piensa ir tapando agujeros, da una patada hacia adelante, y permite al club seguir vivo unos años más, dejando el lío a otro presidente cuando llegue. Vamos, que ha hecho un pan para hoy y hambre para mañana de toda la vida.

Laporta ha fiado todo al mundo especulador, y ha vendido lo mejor que tiene un club de esta categoría: sus derechos. Eso es algo que crece siempre y siempre va a dar rentabilidad. Todo para poder pagar salarios, deudas y fichar estrellas.

Una fórmula que seguro que les ha costado crear, pero que a la larga les puede traer muchos problemas. Primero porque son más deudas que adquiere; y segundo porque va a pagar muy caro ese préstamo.

Pero el show es el show, y no nos olvidemos que lo que quiere el aficionado son títulos, victorias, jugadores de renombre y espectáculo. Y eso es lo que Laporta quiere garantizar para los próximos años. Volver a ver al Barça en lo más alto le va a salir muy caro, pero eso al socio parece que le da igual.

Publicidad