¿Qué tiene que ver la Patrulla Canina con los tipos de fondos?

Una de las ventajas de los fondos de inversión es su amplia variedad, lo que hace que sean un buen vehículo de inversión para cualquier tipo de inversor. Los fondos pueden invertir en acciones, renta fija, distintos sectores y en distintos países, inmuebles, estrategias alternativas, etc.

Las categorías más importantes son:

  1. Monetarios: invierten en renta fija a muy corto plazo. El riesgo es bajo y el potencial de rentabilidad también es bajo, cercano al tipo de interés del dinero.
  2. Renta fija: invierten en bonos y obligaciones, de empresas o gobiernos. El riesgo es medio-alto y varía mucho en función del tipo de renta fija, la moneda, el país…
  3. Renta variable: invierten en acciones. El riesgo es alto y su potencial de rentabilidad también lo es, aunque hay que tener precaución, ya que las pérdidas también pueden ser elevadas.
  4. Fondos mixtos: mezclan acciones y renta fija. El riesgo es variable, en función de si tienen más peso en renta fija o en renta variable. El potencial de rentabilidad variará en función del reparto de los distintos tipos de activos.

En la práctica, el mensaje que quiere transmitirse es que debemos prestar mucha atención a la categoría del fondo, conocerla es importante para entender en qué estamos invirtiendo. En función del perfil del inversor elegiremos un tipo de fondos u otro, no todos sirven para los mismos objetivos ni atienden a las mismas circunstancias de los clientes.

Loading...