Inicio Actualidad Económica Renta 2023: ¿qué significan los resultados negativo o positivo en la declaración?

Renta 2023: ¿qué significan los resultados negativo o positivo en la declaración?

La cita anual con la Agencia Tributaria está a punto de comenzar. Y es que este miércoles 3 de abril arranca oficialmente la campaña de la Renta 2023-2024. Por tanto, desde este fecha, cientos de miles de contribuyentes podrán presentar de manera telemática sus declaraciones del IRPF y Patrimonio para saldar cuentas con Hacienda por los impuestos que se hayan pagado de más o de menos durante el ejercicio fiscal. A partir de entonces, dará inicio un calendario con distintas fechas y plazos en función de la vía que se haya elegido para llevar a cabo este trámite –ya sea de forma online, telefónica o presencial–, que culminará el lunes 1 de julio, el último día de la campaña.

Cada año, la declaración de la Renta genera dudas entre los contribuyentes y una de las preguntas que se hacen muchos es la siguiente: ¿qué significan los resultados negativo o positivo en la declaración?

Resultado positivo en la declaración de la Renta

Si el resultado en la declaración de la Renta es en positivo, significa que sale a pagar ya que las retenciones han sido inferiores de lo que le correspondía al contribuyente durante el ejercicio fiscal.

A la hora de saldar las deudas, la Agencia Tributaria ofrece estas dos opciones:

  • Fraccionar el pago: Para llevar a cabo este método hay que indicarlo en la casilla número 6. Consiste en aportar el 60% de los impuestos en el momento en que presentemos la declaración de la renta y el 40% restante, en los cinco primeros días del mes de noviembre.
  • Domiciliar el pago de manera íntegra

Resultado negativo en la declaración de la Renta

Si el resultado en la declaración de la Renta es en negativo, significa que el pago es a favor del contribuyente. Es decir, en este caso, será la Agencia Tributaria la que devolverá la cantidad que indique el borrador.

El pago se hace mediante transferencia bancaria y Hacienda cuenta con un plazo de hasta 6 meses, a partir del 1 de julio de 2024.