Inicio Actualidad Económica Sánchez apuñala definitivamente a la agricultura en Europa

Sánchez apuñala definitivamente a la agricultura en Europa

Hay pocas cosas más engañosas que la Ley de Restauración de la Naturaleza aprobada en Europa. Primero, porque su rimbombante y en apariencia benigno título esconde todo lo contrario. No restaura nada y solo destruye. Segundo, porque después de asegurar a agricultores y ganaderos que entendían sus reclamaciones, el PSOE y Sumar han asestado la puñalada mortal al sector primario votando a favor de esta ley que, además no restaura nada, sólo condena a la UE al desastre económico. Otra ley intervencionista cuyo único objetivo es introducir la asfixia a los que producen.

La ley ha salido adelante con el apoyo de los socialistas europeos, los verdes, la izquierda radical y la mayoría de esos que se llaman «liberales» europeos, que son socialistas «light». La izquierda, de nuevo, vuelve a engañar a los agricultores y ganaderos que finge proteger para avanzar una agenda de empobrecimiento y control político de la economía.

La conclusión es clara. A los legisladores de la UE no les ha importado nada la protesta legítima de agricultores y ganaderos. No sólo se han ignorado todas las reivindicaciones del sector primario, sino que se han apresurado a dispararle un tiro mortal en el corazón.

El efecto inmediato de esta ley es generar una ventaja competitiva gigante a los agricultores y ganaderos del resto del mundo. Esta ley es la mayor transferencia de renta de la historia desde los pobres y trabajadores hacia los ricos de otras naciones. No sólo es un ataque directo a las ya mínimas posibilidades de defender la soberanía alimentaria de Europa, sino que es inflacionista ya que nos va a costar mucho más alimentarnos con productos importados.

Lso agricultores intentan acceder al Palacio de la Aljafería de Zaragoza
Lso agricultores intentan acceder al Palacio de la Aljafería de ZaragozaToni GalanAgencia EFE

En Rusia, China, Marruecos, EE UU y Marruecos deben estar desternillándose de risa ante una nueva decisión de la UE de destruir su economía y a la vez no cumplir lo que finge proteger. Porque, no lo duden, estos burócratas no van a restaurar la naturaleza pero sí van a empobrecernos a todos… y luego presentarse como la solución a los problemas que ellos crean.

Este socialismo extractivo y confiscatorio se escuda en la ridícula idea de las «cláusulas espejo» para exigir las mismas ridiculeces a otros países, pero es una mentira. La Organización Mundial del Comercio no lo permite y además la UE acumula litigios perdidos por medidas intervencionistas similares, que luego debe revertir. Precisamente la «promesa» de los burócratas del socialismo extractivo de que van a ponerle los mismos palos a las ruedas a los demás es lo que hace más flagrante e insultante la traición al campo europeo y español.

La ley está creada sobre la base de una mentira y mucha ideología. La mentira de que los ecosistemas europeos estén en una situación de emergencia, la ideología climática que silencia el debate y la ideología antiempresa que ataca a los que producen para encumbrar a los que frenan y entorpecen. Enhorabuena, en Cuba no tienen ni leche ni pan con sus amadas políticas de planificación central. Y la razón por la que a los 329 diputados europeos que han votado este sinsentido no les preocupa es porque ellos no van a sufrir si se disparan los precios.

La UE se aferra de nuevo al proteccionismo empobrecedor

La aprobación de esta ley, según Asaja, sienta un peligroso precedente al aprobarse sin tener presupuesto por lo que podría acabar siendo pagada por la propia PAC. Sería rizar el rizo en esta broma pesada mortal que una ley que hunde al sector agropecuario sea pagada con fondos destinados a ayudar.

Según Asaja y Coexphal, esta ley es especialmente destructiva para España. La inclusión de «tan solo» las zonas de Red Natura 2000 para su aplicación implica que en España afectará a casi el 40% de la superficie, donde la agricultura y la ganadería pasarán a ser ruinosas.

Mientras tanto, la UE legisla con la estrategia de «no en mi jardín»… aunque a pocos kilómetros se haga lo contrario. La UE no ha sufrido pérdida de masa forestal ni es causante de ninguna emergencia. Durante los últimos 30 años la masa forestal en Europa ha aumentado un 9%. ¿Y qué hace la UE «verde» a la vez? Subvencionar a países donde no se implementan estas sandeces. En vez de aprender de China a la hora de defender la seguridad de suministro, la UE se aferra al intervencionismo empobrecedor.

¿Qué van a conseguir? Nada en cuanto a su ridículo título de «restauración de la naturaleza» y mucho en su verdadero objetivo de empobrecernos y hacernos dependientes. Si esta gente se creyera nada de lo que finge defender, estaría actuando en los países que sí generan los problemas medioambientales. Pero es mucho más lucrativo y fácil atacar a un agricultor de Jaén o un ganadero extremeño que a un régimen.

El truco de la ley

Hay un truco importante en la ley, que es que serán los planes nacionales los que fijarán la implementación de la misma y los tiempos, con lo cual usted, querido lector, debe saber que volveremos a hacer el tonto presentándonos como los primeros de la clase a la hora de intervenir y expoliar, no lo duden.

Esta ley dañina y miope debe ser adoptada por el Consejo de la UE. Para que se apruebe se necesitan al menos 15 de los 27 estados miembros sobre 27; y que la suma de esos estados miembros lleguen al total del 65% de la población de la UE. Países Bajos, Suecia, Finlandia, Polonia e Italia están en contra. Según las asociaciones de agricultores, Alemania y Bélgica se abstendrían.

Los agricultores y ganaderos de España, que será uno de los países más afectados por esta ley dañina y contraproducente, deben exigir que el gobierno cambie su voto.

La realidad es que los supuestos objetivos medioambientales no se los creen ni ellos, porque tomar medidas destructivas en tu casa mientras subvencionas el vertedero de enfrente es simplemente ser miope e hipócrita. Porque la evidencia es que el intervencionismo y el socialismo jamás han defendido la naturaleza. Los mayores desastres medioambientales se han dado en regímenes socialistas. Su único objetivo es el control.

Esto es como la ley del sí es sí. Finge defender a las mujeres mientras suelta violadores. Los intervencionistas repetirán que si no estás con esta ley estás en contra de la restauración de la naturaleza. Falso. Los que de verdad quieren lo mejor para la naturaleza y la sociedad saben que esta ley es una infamia. Si quieres defender el campo, únete a los agricultores y ganaderos, no a los burócratas. Únete a los 275 que han votado en contra. Eso sí que es defender Europa.