Inicio Actualidad Económica Seguros para garantizar la estabilidad económica de tu negocio

Seguros para garantizar la estabilidad económica de tu negocio

La estabilidad es un valor de vital importancia cuando hablamos de la gestión de un negocio, con independencia de la actividad económica en la que nos hayamos especializado. Sin embargo, no todo el mundo velará por nuestros intereses y habrá quien nos exponga a situaciones verdaderamente críticas, corriendo el riesgo de poder caer en un problema de insolvencia. Para minimizar este tipo de situaciones, lo más conveniente puede ser contratar lo que se conoce como seguro de crédito. Ahora bien, existen todo tipo de seguros, y muchos de ellos están especializados en determinados sectores, motivo por el que es conveniente analizar qué tipo de coberturas existen, en base a nuestra especialidad.

Seguros de crédito, en qué consisten

Uno de los modelos de prevención más recurrentes en el panorama comercial son los seguros de crédito. Este tipo de cobertura está orientada generalmente a las empresas que participan en el mercado, tanto nacional como internacional, ofreciéndonos una estabilidad corporativa incontestable. El objetivo de esta modalidad, es la de cubrir la totalidad de las ventas que vamos haciendo, evitando así que los impagos de ciertos clientes nos lleven a una situación de insolvencia. Un recurso para el que podremos elegir diferentes tipos de cobertura, en base a nuestras necesidades concretas.

La más común de todas es el seguro de crédito de primera capa, el cual cubre dichas ventas por completo a crédito de la compañía. El primer trabajo de la aseguradora es clasificar la cartera de clientes de la empresa asegurada, llevando a cabo de igual manera la gestión de los recobros de los siniestros. Al ser de primera capa, la aseguradora asume su responsabilidad de cubrir las ventas desde un principio, todo ello sin franquicia y con límites de riesgo que no son cancelables; siempre y cuando, claro está, que el cliente atienda los pagos en cuestión.

Por otro lado, encontramos el seguro de crédito de segunda capa, pasando a ser una segunda aseguradora la que asume este riesgo, a modo de doble garantía. No obstante, esta modalidad tiene la limitación tope de que el riesgo que se concede en esta segunda capa, solo igualará al concedido por la primera, nunca lo podría superar. Para contratar sus servicios, se debe facilitar la lista con todos los riesgos aceptados por la primera capa y, según dichos datos, podrá cubrirse hasta el doble. Una opción menos común, pero que permite blindar por completo la integridad económica de sus clientes en tiempos de crisis.

Seguros de construcción, evita incidentes

Dejando de lado las empresas que se dedican a la venta de productos o servicios, pasamos a los negocios especializados en el ámbito de la construcción. Es indiscutible que en la propia naturaleza de estas corporaciones existen diferentes peligros que pueden poner en tela de juicio la integridad de los empleados y, por ende, de la propia compañía. Si este es tu caso, debes saber que existen ciertos seguros de construcción destinados a cubrir todos los daños que puedan llegar a darse durante la ejecución de una obra.

Al igual que en el caso anterior, las aseguradoras brindan diferentes tipos de coberturas, destinadas a paliar cualquier tipo de incidente. En este sentido, cabe hablar del seguro decenal de años, el cual cubre todos los vicios que puedan darse en la construcción hasta diez años después de su conclusión. Del mismo modo, encontramos el seguro del Título de la Propiedad para Promotores, destinado a que dichos profesionales firmen acuerdos mucho más rápido y evitando que otros se adelanten a la construcción en cuestión. Otros, como el seguro de responsabilidad civil por obra, el de responsabilidad civil por construcción o el de todo riesgo de montaje, pueden evitar cualquier tipo de trascendencia ante potenciales accidentes.

Como puedes ver, existen tantos seguros como necesidades pueda tener una empresa de este sector. En consecuencia, nuestra recomendación es que eches un vistazo a todas tus opciones y te pongas en contacto con las mejores empresas de seguros del mercado. Al hacerlo, mantendrás tu negocio a flote, pase lo que pase. 

Publicidad