Inicio Actualidad Económica Seis destino interesantes para la inversión

Seis destino interesantes para la inversión

En un contexto económico global marcado por la incertidumbre y la volatilidad, identificar mercados internacionales con sólidas oportunidades comerciales es una buena estrategia para las empresas españolas que buscan diversificar riesgos y potenciar su crecimiento. En este contexto, Solunion, la compañía de seguros de Crédito, de Caución y de servicios asociados a la gestión del riesgo comercial, destaca seis países que ofrecen oportunidades interesantes, partiendo de un análisis exhaustivo de las perspectivas económicas y comerciales mundiales. Mediante la evaluación global que ofrece el informe “Riesgo País” de Allianz Trade, uno de los accionistas de Solunion, que mide el riesgo de impago de las empresas de un país determinado, se analizan a continuación las oportunidades comerciales y los factores clave de seis países seleccionados: México, Estados Unidos, Suecia, Italia, Australia y Bélgica.

México destaca por ser un mercado de gran potencial para las empresas españolas debido a su robusto marco de política macroeconómica, caracterizado por un gasto fiscal limitado y un banco central proactivo. Además, su membresía en la OCDE y el fácil acceso a los mercados de capitales lo convierten en un destino atractivo para la inversión extranjera. A pesar de los desafíos derivados de la pandemia de COVID-19 y las tensiones geopolíticas, la economía mexicana ha demostrado una notable resiliencia, con un crecimiento del 3,5% en 2023. Los desafíos económicos que enfrenta el país tienen que ver con la debilidad de la economía estadounidense y los efectos retardados del endurecimiento de la política monetaria. Analizando la estructura de su comercio internacional, México representa un mercado prometedor para las empresas españolas, especialmente en sectores como la construcción, ingeniería, maquinaria o energía. Su economía diversificada y su posición estratégica ofrecen oportunidades de crecimiento significativas, aunque es crucial comprender las regulaciones locales y adaptarse a las normativas del mercado para maximizar el éxito.

Estados Unidos continúa siendo la mayor economía del mundo y, a pesar de la creciente competencia de los mercados asiáticos, el dólar estadounidense es, con diferencia, la mayor moneda de reserva del mundo. Estados Unidos ofrece oportunidades comerciales significativas para las empresas españolas. Su sólido marco institucional, combinado con controles gubernamentales eficaces, brinda estabilidad y transparencia para hacer negocios y también para establecerse en este mercado. Los desafíos de la economía estadounidense vienen de la mano del endurecimiento de la política monetaria y las crecientes luchas políticas internas. Sin embargo, su entorno empresarial favorable y el fuerte crecimiento subyacente de su productividad continúan atrayendo inversiones extranjeras y ofreciendo oportunidades de crecimiento para las empresas españolas. Estados Unidos es un mercado clave para las empresas españolas, especialmente en sectores como el farmacéutico, la alimentación o la energía, los cuales son muy demandados en el país. Aunque la competencia es fuerte, el éxito en este mercado requiere comprender y adaptarse a las complejidades locales, por lo que una estrategia sólida y una buena ejecución, permitirán a las empresas españolas capitalizar las oportunidades de exportación y lograr un crecimiento progresivo.

Con una mano de obra altamente cualificada y una sólida infraestructura de investigación y desarrollo, Suecia se posiciona como un destino atractivo para la inversión extranjera y la expansión empresarial. Su estructura de exportación diversificada y sus finanzas públicas saneadas proporcionan un entorno estable para las empresas españolas que buscan oportunidades de crecimiento. Los retos de la economía sueca están ligados a la tensión económica persistente, especialmente después de entrar en recesión en 2023, aunque se espera que la recuperación económica sea gradual, con un crecimiento estimado del 0,6% en 2024. Suecia, con su economía avanzada y abierta al comercio internacional, ofrece oportunidades para las empresas españolas que deseen exportar sus productos. Aunque los productos más importados incluyen vehículos, aparatos de telecomunicaciones y piezas industriales, también hay espacio para la diversificación, ya que el país escandinavo destaca por su innovación y tecnología avanzada, lo que lo convierte en un mercado receptivo para productos de alta calidad y valor añadido.

Italia, a pesar de enfrentarse a diferentes desafíos como la elevada inflación y la debilidad de la demanda interna, sigue siendo un mercado atractivo para las empresas españolas debido a la fortaleza del sector privado y su mercado laboral en mejora continua. El país se ha recuperado de la pandemia y ha registrado un crecimiento económico por encima de la media de la zona euro. Sin embargo, la subida de los tipos de interés y la ralentización del crecimiento de las exportaciones plantean desafíos para la economía italiana. La ejecución eficiente de los fondos Next Generation y las reformas estructurales pueden contribuir a mejorar el entorno empresarial y estimular el crecimiento económico a largo plazo.

Italia ofrece grandes oportunidades para las empresas españolas. De hecho, España es un socio de referencia y el quinto país del cual importa más productos. Nuestro vecino ofrece un mercado atractivo para productos de calidad fabricados en España, que se pueden traducir en exportaciones directas o asociaciones comerciales con empresas italianas en sectores como la automoción, el farmacéutico o la industria del acero.

Con una rica dotación de recursos naturales y una infraestructura sólida, Australia ofrece oportunidades comerciales interesantes para las empresas españolas. Aunque la economía australiana ha experimentado un crecimiento modesto en 2024, sigue siendo un mercado atractivo debido a su proximidad con Asia y su reputación como destino turístico. Los retos del mercado están relacionados con la subida de la inflación y los tipos de interés. Australia ofrece oportunidades de exportación para empresas españolas en tres sectores clave: productos derivados del petróleo, piezas industriales e ingeniería. Estos sectores representan una parte significativa de las importaciones australianas y ofrecen un mercado estable y en crecimiento. Las empresas españolas pueden aprovechar estos mercados para satisfacer la demanda australiana y establecer relaciones comerciales sólidas a largo plazo.

Bélgica destaca como un mercado resistente a la pandemia y a la crisis energética, ofreciendo un entorno estable para las empresas españolas. Su mercado laboral sólido y el consumo privado respaldado por medidas gubernamentales lo convierten en un destino atractivo para la inversión extranjera. Aunque la actividad económica de Bélgica enfrenta vientos en contra en 2024, se espera una recuperación gradual, especialmente en el sector manufacturero. La ejecución eficiente de políticas fiscales y la implementación de reformas pueden contribuir a fortalecer la economía belga y potenciar las oportunidades de crecimiento a largo plazo para las empresas españolas. Con una economía sólida y una fiscalidad atractiva, Bélgica ofrece un mercado favorable para las empresas españolas. Entre las oportunidades destacadas se encuentran los sectores de medicamentos, productos farmacéuticos, vehículos y productos químicos orgánicos, mercados que representan una demanda estable en el país belga.