Inicio Actualidad Económica Sólo tres de cada diez empresas ha optado a los fondos europeos...

Sólo tres de cada diez empresas ha optado a los fondos europeos por el exceso de burocracia

Los fondos europeos llegan sólo a tres de cada diez empresas españolas y además, su acceso es complicado por el exceso de burocracia. Así lo constata el informe ‘Perspectivas España 2024. Fondos Europeos’ publicado por la auditoría KPMG, que apunta que el 26% de las empresas ha optado ya a los fondos europeos, que se suman al 8% que prevé hacerlo próximamente, de modo que el 34% de las empresas españolas ha solicitado ayudas europeas o lo hará en breve. Según señala el estudio, en el que han participado 1.350 empresarios y directivos y se ha realizado en colaboración con CEOE, el principal obstáculo que detectan las empresas que han optado a los Next Generation EU o prevén hacerlo es la «excesiva carga burocrática», destacada por el 77%, seguida de unos «plazos demasiado ajustados», mencionada por el 32%, así como la «dificultad para definir el proyecto», con el 30%.

Entre las empresas que muestran un mayor interés por acceder a estas ayudas europeas predominan las de mayor tamaño, tanto en términos de facturación -ya que el 60% de las organizaciones que ya han optado a los fondos registra unas ventas superiores a los 50 millones de euros-, como por número de empleados, en las que el 57% de las compañías que ya se han postulado tiene una plantilla superior a los 250 empleados.

Durante su intervención en la jornada ‘Fondos Europeos. Claves y próximos pasos’ -organizada por KPMG, en colaboración con Banco Santander, Atresmedia y OHLA-, el presidente de KPMG en España, Juanjo Cano, indicó que “nos encontramos en el ecuador del desarrollo del plan, con muchos hitos y objetivos ya cumplidos, pero aún muchos más por cumplir. Es el momento de trabajar juntos, los diferentes niveles de la Administración y el sector privado, para garantizar que aprovechamos todo el potencial de estos fondos y hacer que lleguen de manera eficaz y eficiente a la economía real. Sería una buena solución crear una ventanilla única digital para todo el territorio nacional independientemente de las administraciones competentes”.

Entre los encuestados que han optado o prevén optar a los fondos europeos, uno de cada tres asegura que su organización ha participado en alguna convocatoria asociada a un PERTE o va a hacerlo próximamente. Los PERTE que generan mayor interés en este grupo de encuestados son el de energía renovable, hidrógeno renovable y almacenamiento, el de economía circular y el del vehículo eléctrico y conectado. Entre los empresarios que no han solicitado fondos, la razón más común para no solicitar esos fondos tiene que ver con que su sector «no está incluido en las políticas palanca». Un 46% así lo cree, cuatro puntos menos que en 2023. Por su parte, un 16% de los encuestados sitúa la desconfianza sobre el impacto del programa entre los motivos por los que no se plantean participar (19% en la pasada edición) y un 15% el desconocimiento de los requisitos, opción que registra el mismo porcentaje de respuesta que el año pasado.

En su análisis de situación regional, el informe determina que Andalucía, Asturias y Cataluña son las comunidades autónomas que presentan un porcentaje de empresas interesadas en los fondos superior a la media nacional. De este modo, el 43% de las empresas asturianas habría solicitado fondos o estaría pensando en hacerlo, seguidas del 35% de las de Cataluña o Andalucía. Por sectores, el informe refleja que en automoción, energía, industria, transporte y turismo el porcentaje de empresas que ha optado o va a optar a los fondos supera significativamente la media nacional. De este modo, el 48% de las empresas de automoción ha optado o lo va a hacer a los fondos europeos, así como el 59% de las de energía, el 62% de las de transporte o el 42% de las dedicadas a la industria química o el 50% de las dedicadas al turismo.

Hay que tener en cuenta que las licitaciones y subvenciones asociadas a esta financiación que se han convocado hasta ahora se han destinado mayoritariamente a algunas de estas actividades manufactureras, según datos del Banco de España. Además, el estudio señala que algunos de los PERTE están orientados a la modernización de algunos de estos sectores, con especial foco en aspectos relacionados con la digitalización y sostenibilidad, ejes en torno a los que se articula el Plan de Recuperación Europeo (vehículo eléctrico y conectado, energías renovables, descarbonización industrial, por citar solo algunos ejemplos).