Inicio Actualidad Económica Tarjetas de crédito: ¿cuáles son sus principales características?

Tarjetas de crédito: ¿cuáles son sus principales características?

Digamos que necesitas contar con la solvencia monetaria necesaria para solventar la compra de un televisor, un ordenador, un teléfono, un regalo o simplemente ir de viaje a otro país, pues las tarjetas de crédito son tu mejor opción.

Ya que las mismas son capaces de ofrecer múltiples beneficios al momento de realizar alguna compra, estas por ningún motivo deben representar un desafío, sin embargo, hay cosas que necesitas saber y de ello estaremos hablando en este apartado.

¿Para qué sirven las tarjetas de crédito?

Este tipo de herramientas financieras son formas de pago que pueden ser utilizadas por los usuarios que aún no disponen del dinero suficiente para realizar alguna compra determinada, esta se otorga bajo un monto preestablecido entre la entidad financiera y el prestatario.

Es decir, el ente emisor presta una cantidad determinada de dinero para que se gaste en lo que necesite el usuario receptor, teniendo la posibilidad de pagarla en cuotas tiempo después de haberse ejecutado el gasto por medio de cuotas que se ajustan a las capacidades financieras del prestatario.

¿Cuál es la diferencia entre una Tarjeta de crédito y una Tarjeta de débito?

Seguramente te estarás preguntando cuál es la diferencia entre una tarjeta de débito y una de tarjeta de crédito, y es que, por una parte, las tarjetas de crédito son herramientas financieras que brindan un monto establecido de dinero del cual aún no se dispone aún para realizar la compra de algún artículo, electrodoméstico o regalo. Esta cantidad de dinero es establecida por una entidad bancaria y cuenta con un límite preestablecido.

Por otra parte, una tarjeta de débito cuenta con una cantidad de dinero real almacenada en una cuenta bancaria, y cuando se paga con este tipo de herramientas, se emite un retiro instantáneo de la cuenta.

Es decir, es como si se tuviera en la mano dinero en efectivo real, a medida que se realiza el, el monto del dinero en efectivo va disminuyendo, en este caso es mejor llevar una buena administración de los fondos para evitar quedar en números rojos.

¿Cómo elegir una tarjeta de crédito para financiar una compra?

Ten presente que la compra de un presente o regalo a una persona especial es importante elegir una herramienta que se ajuste a tus finanzas, de tal manera que un momento especial no se vea luego opacado por meses de cobro.

Para elegir una tarjeta de crédito se debe prestar atención a algunas características indispensables para saber si la misma generará un alivio perceptible al bolsillo o por lo contrario hará desvanecer tus finanzas:

  • Tasa de interés.
  • Comisiones.
  • Límite de compra.
  • El alcance de la misma, nacional o internacional.
  • Conocer los beneficios.
  • Capacidad de pago del usuario.
  • Tasas punitorias.
  • Condiciones de apertura.
  • Condiciones de cancelación.
  • Posibles promociones.

Luego de analizar estas características, asegúrate de realizar una proyección sobre cuánto es el monto del ingreso mensual que se obtendrá en un año y cuánto se estaría dispuesto a apartar para la cancelación de la deuda. Teniendo presente el aumento de las tasas de interés.

De esta forma podrás manejar responsablemente tu compra y el dinero que destinarás a ellas, con el fin de no sobrecargar el estatus financiero del mismo.

¿Las tarjetas de crédito pueden ser un buen plan de financiamiento?

Las tarjetas de crédito deben ser usadas con mucha eficiencia para realizar la compra de un ordenador, teléfono, electrodomésticos o darte las vacaciones de tu vida, es por este motivo que en la actualidad existen diferentes tipos para evitar que estas se vuelvan un rotundo dolor de cabeza, lo mejor será evitar estos errores que se cometen con mucha frecuencia.

Realizar el pago mínimo mensual: de esta forma se torna muy complicado verle fin a la deuda, ya que realizar el pago mínimo de la cuenta solamente cargará intereses de uso a la misma, por lo que terminará pagando más al final. La meta debe ser siempre pagar el monto total del gasto generado.

Gastar todo el monto otorgado: gastar el monto total de la TDC solamente generará una tachadura al historial financiero, aunque se logre pagar al final la deuda generada.

Obtener efectivo en cajeros: un error muy común, los cajeros automáticos emiten altas comisiones en cada extracción por lo que estará gastando más de lo que obtendrá en sus manos.

Las tarjetas de crédito se han convertido en muy buenas herramientas de financiamiento si se desea obtener un teléfono, un ordenador, una bicicleta o un regalo a una persona especial, de cualquier forma lo mejor será usarlas con mucha prudencia para disfrutarlas al máximo.

Publicidad