Inicio Actualidad Económica Tips para enseñar educación financiera y emprendimiento para niños

Tips para enseñar educación financiera y emprendimiento para niños

Tips de emprendimiento y educación financiera para niños

Para enseñar a ser emprendedores y tener una buena educación financiera a los pequeños es fundamental usar tácticas sencillas. Al ser pequeños es bastante complicado que les atraiga el tema del emprendimiento y de la educación financiera, pero podemos hacer que esto cambie si usamos ejemplos divertidos y les enseñamos con un lenguaje muy sencillo.

Para ello, podemos incluir dinámicas en las que los niños tengan que tomar decisiones en escenarios hipotéticos sencillos y adaptados a su edad. De esta manera, podremos ir guiándoles, enseñándoles y explicándoles por qué la opción que han escogido es la mejor o por qué puede ser mejorable y deben tener en cuenta otras alternativas.

Del mismo modo, como nos han explicado desde el portal CuentaLetras, el mejor truco para enseñar a los niños cualquier faceta de la vida es hacérsela atractiva y adaptarla a su edad. La mayoría de adultos piensan que los niños no deben aprender sobre dinero porque son muy pequeños, pero si les introducimos de forma consciente y siempre teniendo en cuenta sus capacidades y edad, podrán empezar a ser conscientes desde pequeños de lo que cuesta ganar dinero, aprenderán a valorarlo y entenderán por qué deben darle un uso consciente.

De esta manera, podemos empezar haciéndoles manejar cantidades pequeñas de dinero de forma segura y consciente y aportarles todas las guías e informaciones que necesiten para poder manejarlo de manera inteligente. Los niños aprenden con ejemplos, con lo que cuanto mejor ejemplo les demos y más escenarios interesantes les planteemos más progresarán.

Por otro lado, en el campo del emprendimiento es fundamental que les animemos a explorar nuevas fronteras y expandir sus horizontes. Por ejemplo, cuando son pequeños podemos empezar conociendo los diferentes países del mundo con un globo terráqueo, porque de esta manera podrán entender que la vida es mucho más que su casa y su barrio y se sentirán fuertes y capaces de explorar todo tipo de escenarios. Si estás pensando en adquirir un globo terráqueo, la mejor alternativa son los modelos interactivos como los que puedes encontrar en jugueteria.top/mejores-globos-terraqueos-interactivos/, ya que permitirán a los peques de la casa interactuar con el mundo y aprender de manera mucho más consciente y eficiente.

Además, es importante enseñarles a diferenciar entre necesidades reales y deseos. Aunque parece muy básico, para los niños no existe tal diferencia, con lo que es importante que les hagamos entender que no siempre podrán tener todo lo que deseen rápidamente, ya que tendrán que trabajarlo, y deberán aprender a valorar lo que realmente son necesidades, como una vivienda, comida para el día a día y otros básicos de la vida de los adultos. En este punto podemos darles motivos coherentes de por qué no podemos comprarles ciertas cosas, para que vayan aprendiendo y cuando sean adultos puedan diferenciar entre lo que realmente es básico y lo que no, evitando que se endeuden de forma innecesaria.

Asimismo, aunque los niños sean pequeños, es importante empezar a hablar desde que son pequeños de qué es lo que más les gusta y a qué les gustaría dedicarse cuando sean mayores. Si bien esto puede cambiar con el paso del tiempo, puede ser una buena forma de ayudarles a enfocarse en lo que de verdad les apasiona, para que puedan conseguir todo lo que quieren en la vida poniendo el foco en lo importante y disfrutarlo al máximo. En este aspecto, recomendamos revisar el portal QueCarreraEstudiar.es para valorar todas las opciones disponibles, y explicarles a los niños todo lo que no entiendan, así como darles a conocer muchas opciones para que vayan planteándoselas conforme vayan creciendo.

Del mismo modo, los expertos también recomiendan animar a los niños a ganarse las cosas que quieren. Por ejemplo, si quieren algún juguete o un objeto tecnológico y lo exigen como regalo es importante que se lo concedamos, pero siempre pidiendo algo a cambio. Esto puede ser algo sencillo como poner y quitar la mesa todos los días o recoger la habitación. De esta manera, los niños se darán cuenta de que hay que esforzarse por conseguir las cosas, ya que no caen del cielo y por mucho que las deseemos si no nos podemos manos a la obra no sucederán. Además, cuando se hagan mayores, tener estos conceptos claros les permitirá ser mucho más responsables, conscientes y organizados a nivel financiero, porque tendrán claro que todo necesita de un esfuerzo.

Finalmente, sin duda uno de los tips de educación financiera básico que debemos incentivar en los niños desde que son pequeños es el hábito del ahorro. Es importante que les enseñes la importancia de ahorrar, ya que debemos estar preparados para los contratiempos que puedan surgir a lo largo de nuestra vida. Esto es probablemente lo más importante a nivel de educación financiera para los peques. Por ejemplo, podemos empezar enseñándoles a ahorrar algo de su paga, o del dinero que les dan los abuelos y otros familiares por su cumpleaños o para navidad. De esta forma irán aprendiendo a ahorrar poco a poco.

Cuando ya tengan esto claro también podemos incluir intereses según vayan ahorrando cada mes para fomentar el hábito de la inversión consciente. De esta manera, los niños entenderán cómo es posible hacer crecer su dinero si saben invertirlo de forma coherente. En conclusión, resulta fundamental que los peques entiendan que el dinero no está ahí únicamente para gastarlo, sino que puede servir para salir de problemas y para conseguir objetivos a largo plazo si sabemos administrarlo de manera consciente.