Vencer la cuesta de septiembre es posible

“La planificación previa, la previsión y el autocontrol son los tres pilares sobre los que se debe fundamentar el ahorro para que sea efectivo”, asegura Victoria Torre, responsable de Desarrollo de Contenidos, Productos y Servicios de Self Bank. Con el fin de reestructurar y organizar las finanzas, el banco digital ofrece unas pautas para lograr este objetivo con el mayor éxito posible.

1.- Primer paso, una lista de la compra: junto con septiembre, llegan también gran cantidad de compras. Lo fundamental es administrarse, planificar qué comprar y anotarlo. Así se evitarán impulsos y, en caso de ser posible, evite llevar a los niños al supermercado para eludir compras no planificadas.

2.- Material escolar: una parte notable del gasto escolar recae sobre los libros de texto, el uniforme y el material escolar. Una alternativa interesante para afrontarlo puede ser aprovechar libros de segunda mano, bien heredados de familiares o amigos, bien a través de un banco de libros o, incluso, a través de una red de alumnos. Mientras que, del material escolar, quizá revisando lo del curso pasado pueda aprovecharse buena parte de él.

3.- Ropa y calzado: con el final del verano, los establecimientos comienzan a ofrecer las prendas de otoño-invierno. “Muchas personas aprovechan septiembre para ir de compras y equiparse para el frío y la lluvia, pero es conveniente realizar una lista con lo que realmente se necesita e, incluso, considerar la posibilidad de posponer alguna compra hasta la época de rebajas. También se puede optar por ofertas de tiendas online en las que se pueden encontrar artículos a precios competitivos”, indica la responsable de Desarrollo de Contenidos, Productos y Servicios de Self Bank.

4.- Otros gastos: El inicio del curso escolar, de las ligas deportivas… Septiembre es un mes en el que empiezan muchas cosas. Aunque hay que planificar el ahorro durante todo el año, este puede ser un buen momento para que te replantees algunos gastos. Valora, por ejemplo, si podrías reducir el consumo de agua o electricidad, las ofertas y promociones e, incluso, quizá sea el momento de sacarle partido a esa tarifa plana.

“Tenemos que contar con una planificación de los gastos previstos como las necesidades para el hogar y miembros de la familia; pero también debemos tener en cuenta aquellos gastos imprevistos que puedan surgir, así como destinar siempre dentro de nuestro plan financiero una parte para el ahorro”, asegura Victoria Torre, responsable de Desarrollo de Contenidos, Productos y Servicios de Self Bank.

Loading...