Inicio Actualidad 10-N | Trasvase: El 30% de los votantes de Vox se irán...

10-N | Trasvase: El 30% de los votantes de Vox se irán con Casado

Según esta encuesta, los dos movimientos migratorios de votantes más importantes tienen lugar en el seno del centro-derecha: 817.000 votantes de Vox marchan al Partido Popular, lo que representa el 30,4% de los votos de los de Santiago Abascal, así como 671.000 votantes naranjas, el 16,1% del total de Ciudadanos siguen el mismo camino, lo que refuerza a los populares en 1.488.000 votos.

Los de Pablo Casado suben 5,3 puntos con relación a las anteriores elecciones generales, no hay ninguna otra candidatura que experimente tal crecimiento. Tan solo tienen saldo positivo Navarra Suma y ERC, que mejoran en 0,2 y 0,1 puntos, respectivamente.

En el seno de las izquierdas los cambios son menores y se centran básicamente en el trasiego de votantes entre PSOE y Unidas Podemos, y viceversa.

UP transfiere al PSOE 253.000 votantes (el 6,7% del total del voto de los de Iglesias), mientras que el PSOE trasvasa a Unidas Podemos 167.000 votantes (el 2,2% del total del electorado socialista).

En la izquierda es más voluminoso el votante que marcha a la abstención que se pasa a otro partido; los socialistas pierden por la bajada de la participación 712.000 votantes, mientras que Unidas Podemos se desprende de 421.000.

Ver a pantalla completa

El trasvase de voto interbloques es mínimo: solo el 2,1% del voto de los de Albert Rivera (89.000 sufragios) marcha al PSOE, porcentaje que contrasta con el 16,1% antes referido que se pasa desde Ciudadanos al PP. El PSOE transfiere a Cs el 1,1% de sus votantes (86.000 votos).

Por lo que en estas primeras fases de la precampaña electoral el ajuste más importante se está produciendo entre los votantes del centro-derecha, que concentran su voto en el PP. De hecho, Cs y Vox, son los dos partidos entre los cinco grandes que más bajan, y que menor porcentaje de votantes conservan: 71,0% y 61,8%.

Vox tampoco sale bien parado, de tal manera que esta encuesta confirma que en el arranque de la nueva campaña el voto útil empieza a moverse a favor del PP. El partido de Santiago Abascal también puede perder entre 8 y 10 diputados, igual que la formación naranja, al caer igual que ellos en más de 900.000 votos. Ahora bien, si el PP sube en 840.347 y los otros dos partidos del bloque del centro-derecha pierden juntos más de 1.800.000 votos, esto apunta que buena parte de sus votantes se irían a la abstención o se pierden en la fuga hacia el PP o el PSOE. Todos los partidos, salvo el PP, caerían en votos el 10-N, también los independentistas. El PNV conservaría los seis escaños actuales, pero ERC y PdCAT podrían perder un representante cada uno.

Por edades, la mayoría de los votantes del PSOE tienen entre 30 y 64 años, mientras que los del PP se mueven en la horquilla de 65 años o más, y los más jóvenes corresponden a los electores de Unidas Podemos.