11 datos curiosos sobre el mito del hombre lobo

3

Todo el mundo conoce al hombre lobo, ese terrorífico ser que solo se dejaba ver las noches de luna llena para horrorizar a todo el mundo que salía a la calle o incluso que no tenía su casa bien acondicionada. Por fortuna, este monstruo clásico es un invento de la fértil imaginación humana. Aun así, con el paso del tiempo desde su invención han aparecido muchos datos curiosos sobre estos seres.

Los hombres lobos son llamados licántropos, cuyo origen está en las palabras griegas lukos, que quiere decir lobo, y anthropos, que es hombre.

El término licántropo se usó ya en el siglo V a.C., cuando Heródoto afirmaba que en la ciudad de Escitia había habitantes que se convertían en lobo unos días al año.

Galeno describió una enfermedad mental llamada licantropía clínica en el siglo II. Se refería a seres humanos que afirmaban que podían convertirse en animales.

Además, es una enfermedad real llamada hipertricosis, conocida popularmente como síndrome del hombre lobo, que hace que a una persona le crezca vello de forma descontrolada por todo el cuerpo.

Más curiosidades sobre el hombre lobo

Aunque hoy día se sabe que es un mito, e incluso han aparecido múltiples películas, juegos, series y cómics sobre esta especie de hombre bestia, antaño eran llevados a juicio aquellas personas que eran acusados de poder convertirse en lobos, igual que se hacía con las brujas. El asunto era tan grave que podían acabar en la hoguera.

Se supone que no todos los hombres lobo son malos. Originariamente aparecían como seres que no podían controlar su sed de sangre. Sin embargo, la cultura popular los ha transformado incluso en superhéroes.

En la cultura popular de Letonia y Lituania, el hombre lobo es un ser que traer tesoros a las personas que lo merecen.

Han aparecido en multitud de series y cómics. Quizás los más famosos sean los de la saga Crepúsculo, pero también los vemos en Underworld e incluso en cómics de Marvel.

Por fortuna, los hombres lobo no están solos como hombres bestia. También existen los hombres tigre de Asia, los hombres hiena de África e incluso los hombres puma en Sudamérica.

Recuerda, si un día te muerde uno de estos seres medio humanos y medio lobunos, te transmitirá una enfermedad que te llevará a convertirte en uno de ellos. Se cree que esta idea proviene de la rabia en animales.

Y no lo olvides, si lo quieres dañar, prepara una buena pistola con balas de plata, de lo contrario, no tienes nada que hacer contra él.