21-D: estudiantes entre urnas

Hace 28 años que una cita electoral no coincide en España en día laborable. La última fue el 15 de junio de 1989, un jueves en que los españoles fueron llamados a escoger a sus representantes en el Parlamento Europeo. Desde entonces, todos los comicios se han celebrado siempre en jornadas festivas, incluidas las autonómicas catalanas del 2006, que Pasqual Maragall convocó para el miércoles 1 de noviembre, festividad de Todos Santos y, por tanto, no laborable.

El próximo 21 de diciembre volverá a ser jueves, como hace 28 años. Y las escuelas, muchas de ellas transformadas en colegios electorales, ya lo han hecho notar, con preocupación. Las vacaciones de Navidad, recuerdan los responsables de los centros educativos, no empiezan hasta el sábado siguiente, el día 23, según prevé el calendario publicado por la Conselleria d’Ensenyament el pasado junio. 

Papeletas y festivales navideños

Así las cosas, los estudiantes (quizás también algún festival navideño) deberán compartir espacio con mesas electorales, papeletas y con los ciudadanos que se acerquen a votar. Colegios e institutos están a la espera de recibir instrucciones sobre qué han de hacer ese día con sus alumnos. ¿Habrá clases con normalidad? ¿Se deberán reservar espacios (gimnasios, comedores, vestíbulos) para instalar las urnas? Ni la Conselleria d’Ensenyament, ni el Ministerio de Educación sabían ayer cuál será el protocolo a seguir. 

Los adultos con derecho a voto conocen que, por ley, les corresponden cuatro horas de libranza en su jornada laboral para acudir a votar, pero ¿cómo van a tener que organizarse los maestros que no voten en el mismo colegio en el que trabajan? La comunidad educativa ha empezado a hacerse preguntas. 

El principal temor de los padres es que las elecciones del 21-D terminen por adelantar dos días la fecha del inicio de las vacaciones, con los problemas que para algunas familias eso supone en términos de conciliación. Si mandan a los niños a casa ese jueves porque hay elecciones, ¿volverán otra vez a clase el viernes, que es además el último día de colegio?, se preguntan. Algunos ya están mostrando su inquietud a través de las redes sociales.

En todo caso, los docentes esperan que las juntas electorales prevean la situación y adopten las medidas oportunas para minimizar, en la medida de lo posible, la presencia de las mesas electorales en escuelas e institutos con todo su alumnado dentro. Fuentes del Ministerio de Educación, que ha asumido la titularidad de los centros educativos públicos hasta que se forme un nuevo gobierno en Catalunya, han reconocido este lunes que la cuestión todavía no ha sido tratada. 

Loading...