Inicio Actualidad 5 patologías visuales que quizá no conozcas y debes tener en cuenta

5 patologías visuales que quizá no conozcas y debes tener en cuenta

Las nuevas tecnologías no siempre conllevan innumerables beneficios durante nuestro día a día; en otros momentos debilitan determinados órganos de nuestro organismo, como sucede con la vista a consecuencia de un uso excesivo de los dispositivos móviles, los cuales nos sirven para comunicarnos, para informarnos, para entretenernos y hasta para tareas de trabajo. Ese uso indebido afecta a todas las personas, ya sean jóvenes o más mayores. La aparición de la miopía es una de las causas más frecuentes, pero hay otra serie de defectos refractivos a los que debemos atender, ya que suelen ser más silenciosos en sus síntomas y complicados en su curación. La queratitis es una de esas enfermedades oculares que puede acabar complicándonos nuestros hábitos habituales. Veamos algunos otros ejemplos, así como profundizar en este tipo de dolencia.

Los especialistas en la salud ocular (oftalmología es la rama que se ocupa de estos temas de salud) recomiendan pasar una revisión completa a lo largo del año, o cada dos en caso de no sufrir alteraciones. Estos exámenes periódicos son convenientes a la hora de detectar ese tipo de patologías que no suelen manifestarse de una manera significativa. Como sucede con otro tipo de enfermedades, una buena detección temprana ayuda a resolver todo tipo de problemas en la vista y visión. Existen varios tipos de patologías, y una de ellas es la queratitis. ¿En qué consiste? Básicamente es una inflamación de la córnea, que, además de ser un tanto molesto, conlleva varios riesgos si no se detecta a tiempo y se incorpora un tratamiento adecuado. Normalmente, salvo accidente en el ojo, la aparición del picor ocular, el no ver de manera adecuada, el tener más lágrima de lo normal y la aparición de cierta irritación son síntomas de que algo sucede. Como decíamos, el ojo seco y la presencia de virus o bacterias son las más posibles causas de esta patología.

Patologías silenciosas

Aunque hay otras muchas patologías, citaremos algunas que deben vigilarse de manera rápida, como, por ejemplo, el glaucoma, una enfermedad que puede acabar derivando en una ceguera permanente. Esta patología es muy silenciosa, ya que se debe a un aumento de la presión ocular. La degeneración macular actualmente no tiene cura y se debe, principalmente, a la edad (aunque hay otros síntomas), pero sí hay una serie de tratamientos que alivian este proceso. El desprendimiento de retina tampoco avisa (salvo accidentes) y es una patología que debe tratarse de manera urgente para evitar males mayores. Las conocidas como ‘moscas volantes’ no deben ser tomadas de manera anecdótica, sino todo lo contrario, ya que normalmente la retina suele estar afectada y pueden acabar degenerando en algún problema de importancia si no suelen tratarse con algún tipo de tratamiento adecuado. En definitiva, que la revisión de nuestros ojos debe tomarse muy en serio, y más en estos tiempos donde les exigimos de manera importante, al ser centro de nuestro trabajo y entretenimiento; y máxime porque muchas de las patologías que existen son muy silenciosas, ya que no dan ningún aviso y muchas veces suele ser tarde si no se han realizado pruebas de consideración, como pueda ser el conocido fondo de ojo.

Publicidad