6 consejos para evitar discusiones inútiles

6

Actualmente, perdemos mucho tiempo discutiendo con nuestra pareja, con nuestros hijos, en el trabajo, siendo algo negativo para nuestra salud general. Hay muchas maneras de afrontar y, sobre todo, evitar discusiones que no llevan a ningún lugar.

Obtener bienestar y felicidad se basa en encontrarnos bien con nosotros mismos y con los demás, entonces, ¿para qué discutir?

Cómo evitar las discusiones inútiles

Acercar posturas

Se dice que dos no discuten si uno no quiere, entonces antes de poner el grito en el cielo es mejor acercar posturas. Cuando hay una discusión, sea cual sea el calibre que sea es porque hay dos opiniones distintas sobre un tema. En este caso, podemos ser flexibles y ver qué similitudes hay entre ambas opiniones para evitar la discusión.

Ponerse en el lugar del otro

Muchas discusiones podrían evitarse cuando uno se pone en el pellejo del otro. Como norma, las personas tendemos a querer tener razón siempre, pero, a veces, entender el por qué la persona actúa de esa manera y tiene una opinión ya definida es bueno para que la discusión no sea relevante.

Aplicar la técnica de la claudicación simulada

Consiste en tratar de dar, en parte, la razón al argumento u opinión de la otra persona. Con esto acercamos posturas nuevamente, pues puede ser que la parte contraria esté en lo cierto, o bien para no acabar en una batalla que no llegará a ningún lugar. Esto no quita que no expongamos nuestra postura y nos mantengamos firmes con ella.

Habla tranquilamente en otro momento

Antes de que una discusión vaya a más, es importante aplazar esta conversación a otro momento en el que todo esté más calmado. Entonces nos da tiempo de reflexionar, de estar menos alterados y nerviosos, y cada uno habrá pensado cuál es la mejor forma de encauzar este tema.

Hablar con calma y respeto

A veces es imposible mantener la calma ante diversas situaciones. Pero debemos intentarlo; respirar hondo, contar hasta 10, salir un momento y volver, o bien afrontar el tema de inmediato, pero bajo el respeto. Es la mejor forma de que las discusiones no acaben siendo importantes.

Desviar el tema antes de discutir

Otra manera que evitar discusiones es evitar el tema polémico y centrarnos en otra cosa, ¿qué vamos a hacer mañana?, ¿dónde vamos a comer?… y la discusión no tendrá lugar.