Inicio Actualidad 6 curiosidades sobre el Templo de Karnak

6 curiosidades sobre el Templo de Karnak

El Templo de Karnak se encuentra en la localidad del mismo nombre, Karnak, que se sitúa a pocos kilómetros de la ciudad de Luxor. Esta población es conocida en todo el mundo por el gran complejo de templos que hay en ella. Este complejo es el mayor construido por el ser humano y nace de la combinación de cientos de generaciones de constructores egipcios. Vamos a conocer más sobre él.

Un gran templo para la historia

Karnak tiene unas 100 hectáreas de superficie, estando dividida en 3 zonas principales a las que rodean grandes muros. Encontramos el santuario de Amón, santuario de Mut (esposa de Amón), santuario de Montu (diosa solar y de la guerra).

Un complejo que tardó 1200 años en construirse

Los edificios que lo componen están dispuestos de tal manera que se encuentran a lo largo de una ruta encargada de comunicar el embarcadero del río Nilo, Karnak y el templo de Luxor. La construcción llevó 1200 años, pues cada poco tiempo se fue modificando para ganar en tamaño.

El lugar estrella: “La Avenida de las Esfinges”

La “Avenida de las Esfinges” es un camino de medio kilómetro que cuenta con 40 estatuas de esfinge esculpidas en piedra. En la antigüedad la longitud llegó a ser de 3 kilómetros de largo y fueron 100 las esfinges.

Cuenta hasta con un “Lago Sagrado”

El “Lago Sagrado” lo encontramos en el santuario de Amón y tiene unas dimensiones de 130 metros de largo por 77 de anchura. En los festivales, las imágenes de los dioses se suben en botes y navegan por él. En la antigüedad lo usaban los sacerdotes como elemento de purificación.

La favorita de los visitantes: “La Sala Hipóstila”

Suele ser la que más grato recuerdo e impresión deja. Mide 102 metros de largo y 52 metros de ancho pudiendo encontrar 134 columnas con una altura de 23 metros y un diámetro de 3,6 cada una de ellas. En su decoración hay escenas religiosas y diversos jeroglíficos.

El obelisco más grande que queda en Egipto

En Karnak se puede llegar a encontrar el mayor obelisco que todavía queda en pie en Egipto. Cuenta con una altura de 30 metros y pesa del orden de 343 toneladas. Lo mandó levantar la reina Hatshepsut en 1457 a.C. En la base es posible ver 32 líneas horizontales de jeroglíficos que lo que hacen es describir las principales razones que tuvo la reína para ordenar la construcción del mismo.

Como ves, Karnak esconde muchos lugares curiosos que ver, así que si tienes la oportunidad ¡No te lo pierdas!