Inicio Actualidad 601 euros de multa por llevar comida a su hija médica durante...

601 euros de multa por llevar comida a su hija médica durante el confinamiento

María, una mujer jubilada de 65 años vecina de la localidad de Godella,fue sancionada el pasado 25 de marzo por una patrulla de la Policía Local de Rocafort por desplazarse desde su municipio al municipio venico para llevar comida a su hija, con dos hijos pequeños.

Según ha explicado la afectada al periódico el Levante, su hija es médico en el departamento de salud del Arnau de Vilanova. Está casada y tiene dos hijos pequeño, de cuatro y un año. Durante los primeros diez días del estado de alarma, su hija había iniciado la fuerte lucha contro los efectos del coronavirus. El 25 de marzo,la mujer decidió acercarse hasta la localidad de Rocafor, donde reside su hija con su familia, para llevarles alimentos, dado que la joven había trabajado ese día hasta la hora de comer.

Según explica María, cogió la comida y se acercó hasta la residencia de su hija. Cunado llamó al timbre para entregarla, una patrulla de la Policía Local la paró y le pidió la documentación, además de preguntarle qué hacía en la calle a esas horas. Al percatarse de la situación, la hija médica de María intentó explicarle la situación a los agentes.

En ese momento no les entregaron boletín sancionador, pero esta semana María ha recibido una notificación que le comunica que ha sido multada con 601 euros por una «infracción grave» que puede acarrear sanciones de hasta 30.000 euros. Esta acusada de haber incurrido en un acto de desobediencia de las limitaciones de la libertad de circulación adoptadas por la autoridad competente durante la vigencia del estado de alarma.

María ha expuesto al diario El Levante, su «indignación por la falta de sensibilidad y de sentido común». Además señala que no tuvo contacto alguno con su hija, ya que bajó del coche, dejó la bolsa con la comida junto a la puerta de al vivienda, volvió al vehículo y su hija salió a recogerlo.

(ABC)