Inicio Actualidad 8 millones de dólares de multa a un padre por provocar un...

8 millones de dólares de multa a un padre por provocar un incendio en la fiesta donde descubría el sexo de su bebé

De un tiempo para acá se han puesto de moda las fiestas en las que los padres dan a conocer el sexo del bebé que están esperando. Buena muestra de eso es que recientemente la llevaba a cabo Carla Goyanes. Sin embargo, a una pareja le ha salido muy cara esa celebración. Nos estamos refiriendo a que se han establecido 8 millones de dólares de multa a un padre por provocar un enorme incendio en la fiesta donde daba a conocer si su bebé era niño o niña.

Conoce todos los detalles a continuación.

¿Dónde ha sucedido?

En Estados Unidos es donde ha tenido lugar tan singular historia. Más en concreto ha tomado como escenario Arizona, que fue donde se produjeron los hechos que hoy son noticia en todo el mundo. Detallando más aún la ubicación de lo acontecido podemos señalar que se produjo en el Parque Nacional de Coronado.

Los protagonistas

Sin lugar a dudas, el máximo protagonista de este caso es Dennis Dickey, se trata de un hombre de 37 años y agente de fronteras que ahora se enfrenta a las consecuencias del daño causado por la celebración de una simple fiesta. Fiesta en torno al bebé que esperaba junto a su pareja

El origen del caso

Aunque ha sido ahora cuando se ha hecho público este caso, al dictarse la pertinente sentencia, lo cierto es que el mismo tuvo lugar en el mes de abril del año 2017. En concreto, lo que sucedió es que Dennis y su esposa, siguiendo la gran tradición que existe en Estados Unidos de organizar fiestas para dar a conocer el sexo del bebé que viene en camino, decidieron preparar una. De esta manera, podrían contar a sus seres queridos si el pequeño que nacería iba a ser niño o niña.

La sorpresa que acabó en incendio

Para eso, entre otras sorpresas, el futuro padre compró tannerite, que es un explosivo que está a la venta en Estados Unidos de forma legal y que únicamente tiene un marcado uso recreativo. No obstante, a tenor de lo sucedido, está claro que puede provocar graves daños.

Así, al parecer, preparó confeti de color azul y también un sistema para que ese citado explosivo estallara y así aquel saliera mostrando que iban a tener un varón.

Enorme incendio

Llegó el momento de la fiesta y Dennis procedió a poner en marcha el sistema que había planeado. Sin embargo, las cosas no salieron como él había esperado. Y es que, al parecer, se excedió con el tannerite y eso trajo consigo que se produjera una enorme explosión que originó un incendio inesperado que los presentes no fueron capaces de apagar.

Precisamente el futuro padre llamó rápidamente a emergencias para contar lo sucedido y no dudó en manifestar, desde el primer momento, la realidad de lo que había pasado, que él era el máximo responsable.

multa a un padre
Enorme incendio

Tal envergadura alcanzó ese incendio que en el mismo tuvieron que participar durante toda una semana un total de veinte cuerpos de seguridad de distintas agencias del país para poder apaciguarlo. Y finalmente lo lograron, pero eso sí, el desastre causado era enorme: se quemaron 19.000 hectáreas del ya mencionado Parque Nacional de Coronado.

Multa de 8 millones

Como hemos mencionado, Dickey no dudó desde el primer momento en declararse responsable de lo sucedido. Eso le ha llevado ante la justicia, que ha sido ahora cuando ha decidido dictar sentencia al respecto.

En concreto, el juez que ha llevado el caso ha declarado culpable al citado hombre. Eso ha determinado que le imponga una condena realmente ejemplar. La misma se compone de 5 años en libertad provisional y una multa de unos 8 millones de dólares. Una cantidad esa elevadísima que requiere que comience abonando un pago inicial de 100.000 dólares y luego el resto lo abonará mediante lo que son cuotas mensuales.

Pero ahí no queda todo. El juez también ha venido a establecer que este ciudadano tendrá que realizar distintos servicios a la comunidad. El primero de estos va a ser un vídeo para el Servicio Forestal de Estados Unidos donde dé a conocer su historia relativo al incendio que provocó.

A tenor de este caso, está claro que hay que ser muy cuidadoso a la hora de utilizar explosivos para cualquier tipo de fiesta.