Inicio Actualidad A la revolución cubana le sobran 60 años

A la revolución cubana le sobran 60 años

Por Juan Pardo.- El parecido de España con Cuba es que somos el único país en la UE donde gobiernan comunistas y bolivarianos, con el único fin de debilitar y empobrecer a sus habitantes. Pueblo empobrecido, pueblo conquistado.

Cierto y verdad es que la Revolución cubana fue la primera revolución comunista en el continente americano con mucho más recorrido que la de Zapatero/Sánchez; por tanto, con más vicios ocultos y valedores del crimen organizado.

De aquellos enfrentamientos verbales entre Jonh F Kennedy y Fidel Castro con ayuda ¿desinteresada? de la URSS, algunos recordamos aquella Cuba represora de los años 60 como un ícono inexplicable de la izquierda universal. Aunque el símbolo se fue arruinando con el paso del tiempo, lo cierto es que todavía son el estandarte de la libertad latinoamericana mira a La Habana como la Meca a la que dirige sus oraciones. La dictadura de los Castro se hizo cada vez más dura en la medida que no podía resolver los problemas más básicos de la sociedad.

Los cubanos sufren el atraso y la penuria económica; solo los adictos disfrutan del confort de los ciudadanos que viven en los países occidentales. La izquierda europea, con la sola excepción de España, fue oliendo que la Cuba de los Castro no era un modelo defendible ni sostenible. España está haciendo el camino contrario al de la UE, cada día se ha ido acercando más al modus operandi cubano del que el resto del mundo se aleja.

Poner en duda que Hugo Chávez es fruto de “parto” de Fidel y Ruhollah Musavi Jomeiní es negar la evidencia. Fidel Castro subió a la poltrona a Chávez. Pero tampoco es innegable que Chávez arruinó Venezuela, cuarto país del mundo más rico en recursos propios, pregonando la doctrina bolivariana y alabando al falso Dios de la mitología cubana.

Pedro Sánchez trata de esquivar su pronunciamiento respecto a la revolución cubana, pero no lo consigue. España dio un giro copernicano con Zapatero y actualmente con los comunistas del Gobierno sanchista. Ahora, los aliados de España son Venezuela, Nicaragua, Argentina, Rusia e Irán, además de la propia Cuba, que es el foco contaminante del resto de dictaduras latinoamericanas.

Los llamados “desorbitados” del mundo, porque no están en ninguna órbita ni sufren ni padecen. Todo aquel que no piense obedeciendo sus órdenes es y será objetivo de las cúpulas comunistas, el precio de su vida se cotiza por debajo de un dólar.

Ya se que muchos de vosotros sentís curiosidad por saber el final de la revolución. Sencillamente es impredecible, si cae la isla, todo el sur, este y oeste de EEUU se fortalecerá.

A China le importa poco disfrazarse de Rusia y llenar el pesebre de los desnutridos afines al régimen comunista y seguir controlando EEUU desde sus mismas fronteras, a tiro de piedra.

[email protected]

Publicidad