Inicio Actualidad A Marcelino y al Valencia solo les vale ganar para sobrevivir

A Marcelino y al Valencia solo les vale ganar para sobrevivir

Ganar, ganar y ganar. Esa es la palabra que se escucha en el vestuario del Valencia antes de enfrentarse al Young Boys porque es lo único que les sirve. El equipo no atraviesa por un gran momento y necesitan la victoria para seguir dependiendo de sí mismos para estar en los octavos de final de la Champions League. Además necesitan una ayuda de la Juventus, en forma de triunfo ante el Manchester United, para mantener la diferencia de dos puntos con los red devils.

El Valencia suma una victoria en 14 partidos y es decimoquinto en la Liga Santander, dos puntos por encima de los puestos de descenso. Marcelino no consigue dar con la tecla esta temporada y el equipo no está acertado de cara a puerta. Todo esto ha provocado que el duelo ante el Young Boys sea clave, podría suponer el final de la era Marcelino en Mestalla o el principio de la remontada. Todo dependerá del resultado y de como se desarrolle el partido.

Lo cierto es que la afición blanquinegra ha dicho basta tras la última derrota en Liga frente al Giron y lo demostraron con los primeros pitos contra el técnico asturiano. Los 11 puntos de 33 posibles, sumados a la situación en Champions y el partido de Copa del Rey contra el Ebro han provocado que se haya llegado a una situación límite de la que solo se puede salir consiguiendo la primera victoria del curso en Mestalla este miércoles.

Para ello Marcelino apostará por el mejor once posible, en el que no estará Dani Parejo que se ha quedado fuera de la convocatoria al no haberse recuperado por completo de su lesión, pese a haber estado entrenando con normalidad en los últimos días. El centrocampista del Valencia todavía no ha aparecido en este inicio de temporada y el técnico ha decidido dejarle fuera de esta ‘final’, en la que el asturiano se juega su futuro como entrenador del cuadro che.

El partido de Suiza, como espejo

Guedes, quien reconoció estar algo cansado en la previa, apunta al once y es la gran esperanza de este equipo. Una de las incógnitas es la del lateral derecho. Piccini sigue lesionado y no ha podido entrar en la lista, igual que Cheryshev, por lo que Vezo o Wass ocuparán su puesto. Mientras que en el centro del campo, Marcelino podría optar por Coquelin y Kondogbia en el eje como ya hizo contra el Girona.

Por su parte, el conjunto suizo cuenta con las bajas de Jordan Lotomba, Gregory Wüthrich y Pedro Teixeira. Aunque cuentan con una novedad respecto al encuentro en Suiza, la presencia del portero David Von Ballmoos, que volvió al equipo el pasado sábado tras haberse recuperado por completo de una conmoción cerebral sufrida ante el Zürich el pasado 20 de octubre.

El Valencia tiene en el partido de ida el espejo perfecto de lo que no debe hacer Allí cuajaron una de las peores actuaciones que se le ha visto al equipo en este curso. Un equipo que cuenta con el mayor presupuesto de la historia del club y que está firmando los peores números en el año de su centenario. La victoria ante el Young Boys es la única medicina que puede salvar la última vida que le queda a Marcelino, de lo contrario dirán adiós a los octavos y eso podría costarle el puesto.