Inicio Actualidad Abascal irá a elecciones en Madrid y Murcia si no hay reunión...

Abascal irá a elecciones en Madrid y Murcia si no hay reunión a tres

Después de que PP y Ciudadanos anunciaran la firma de un acuerdo en la Comunidad de Madrid, el líder de Vox, Santiago Abascal, salía en rueda de prensa en Murcia e instaba a Pablo Casado y a Albert Rivera a una reunión a tres en el Congreso para realizar el «último intento» y desbloquear la constitución de los gobiernos autonómicos de Madrid y Murcia. Para ello, Abascal anunció que había «liberado» su agenda y que estará hoy en la Cámara Baja desde las 8:00 para reunirse con ambos «cuando quieran y donde quieran». Dijo que será «generoso» en esta reunión para superar el bloqueo y denunció el «apartheid» al que les han sometido Cs y la «equidistancia» del PP.

Durante su comparecencia, el líder de Vox estuvo arropado por la dirección nacional y el grupo parlamentario de Vox en la Asamblea Regional desde donde respaldó y agradeció la «difícil gestión» que han realizado sus cuatro diputados murcianos, encabezados por Luis Gestor, así como al equipo negociador a nivel nacional, liderado por Iván Espinosa de los Monteros, que está dando la cara en todo el proceso de diálogo. Desmintió la «unidad cuestionada» del partido que dijo es «interesada» por parte de «los mismos que necesitan nuestros votos» y culpó a los medios de comunicación «acólitos» por «comprar» «las trampas y mentiras» de los negociadores del PP durante todo el proceso. «Aquí no hay ningún tipo de división», quiso zanjar.

Abascal volvió a tender la mano para facilitar gobiernos alternativos a la izquierda y por ello anunció que él mismo se pondría en contacto con Casado y Rivera para decirles personalmente que «tenemos el deber de reunirnos los tres» ya que, consideró, ninguno tiene nada más importante que «intentar desbloquear la situación que se ha creado por el chantaje de Cs». Esperaba que el llamamiento personal que les hacía surtiera efecto para «cortar el paso al frente popular» y evitar una repetición electoral y advirtió de que Vox no tiene por qué aceptar sin más el menú «que Ciudadanos y PP nos pone sobre la mesa». Fuentes de Vox aseguran que el partido está dispuesto a ir «hasta el infinito y más allá» por defender lo que han votado sus electores, y que no se trata de sillones sino de programa. Pero no hay miedo en una nueva cita con las urnas primero porque estiman que la izquierda no tiene fuerza suficiente en Murcia y antes que votar a los naranjas a cambio de nada estarían dispuestos una repetición electoral. Ayer, Abascal ofrecía otra posibilidad: «Si Rivera insiste en no alcanzar un acuerdo con Vox y a la vez exigir nuestros votos, propondremos al PP un gobierno en solitario y que sea Cs quien se abstenga». Pero lo que afirmó «no va a ocurrir en ningún caso es que sometan a Vox al chantaje de tener que entregar sus votos a los que ni si quiera quieren sentarse con nosotros». Asimismo dijo que hay pruebas de la «generosidad y paciencia» de su partido tanto en Andalucía como en el Ayuntamiento de Madrid, «pero se nos está acabando».