Inicio Actualidad Academia Belga de Medicina: Las mascarillas hacen «más daño a los niños»...

Academia Belga de Medicina: Las mascarillas hacen «más daño a los niños» que el COVID

El organismo oficial que coordina las diversas organizaciones pediátricas de Bélgica ha pedido que se eliminen las medidas actuales contra el coronavirus en las escuelas para niños menores de 12 años. Según ellos, estas medidas son más dañinas para un niño que adquirir una infección por COVID.

Belgische Academie voor Geneeskunde (Academia Belga de Medicina), el organismo oficial que coordina las diversas organizaciones pediátricas de Bélgica, ha pedido que se eliminen todas las medidas contra el coronavirus en las escuelas para niños menores de 12 años.

Un grupo de pediatras que representan a la academia se opone a las pruebas COVID, la cuarentena y el uso de mascarillas para este grupo de edad. Según ellos, «hacer test a los niños, imponer mascarillas bucales y cuarentena va en contra del principio de ‘primum non nocere’ (primero, no hacer daño) que está incluido en el juramento hipocrático que tomaron los médicos».

Los pediatras apoyaron su postura con una serie de razones y afirman que «estas acciones drásticas hacen mucho más daño a los niños a corto y largo plazo que pasar la infección en sí».

La mascarilla se ha politizado tanto que impide la consideración racional de la evidencia (incluso más allá de las líneas políticas) y genera niveles de acritud, acciones odiosas, desdén y villanía entre quienes la usan entre sí que se sienten amenazados por el individuo que no quiere o no puede usar una.

Anteriormente, un gran metaanálisis publicado en la Revista Environmental Research and Public Health titulado «¿Es una mascarilla que cubre la boca y la nariz libre de efectos secundarios indeseables en el uso diario y libre de peligros potenciales?» analizó 65 estudios relacionados con el uso prolongado de mascarillas para examinar si puede haber consecuencias para la salud o no. El estudio expresó, explicó y presentó evidencia para su afirmación de que «el uso prolongado de mascarillas por parte de la población en general podría tener efectos y consecuencias relevantes en muchos campos médicos». Señaló una serie de preocupaciones fisiológicas y psicológicas y destacando el daño que se podría hacer a los niños.

Publicidad