Acoso sexual a bordo de un coche de Cabify: una joven denuncia a un conductor y la empresa le suspende

8

Una mujer de 22 años ha denunciado en comisaría a un conductor de Cabify por supuestamente haberle acosado sexualmente durante un trayecto por la capital realizado la madrugada del pasado domingo.

Según ha relatado en Twitter Marta, fue a cenar con un amigo y tras ello llamó a este servicio de transporte. “El conductor no llega, se presenta media hora tarde y, una vez que llega, me dice que vamos a parar a comprar tabaco y que si por favor puedo hacerle el favor de bajar. Le digo que no me parece procedente, que quiero llegar a casa porque estoy cansada y que no lo veo”, ha señalado.

El chófer accedió pero comenzó a preguntarle si tenía pareja y “desde cuando hacía que no se acuesta con nadie”. “Obviamente le respondo que no es de su incumbencia y me dice que soy una amargada, que ahora radicalizamos todo. Decido pasar del tema porque estoy cansada y veo como poco a poco pasa la mano de detrás del volante hacia atrás intentando tocarme. Le digo que me siento incómoda, que por favor me deje en el próximo semáforo”, ha narrado la víctima.

Pero el peor momento transcurre, según cuenta la chica, cuando el hombre bloqueó las puertas del coche e intentó volver a meterle mano diciéndole que si quería ver un buen pene “y no una de esos teóricamente pequeños que tienen los de su edad”.

“Le digo que por favor, que pago el trayecto, pero que me deje en Gran vía, que me siento incómoda”, prosigue la joven, que explica que le dejó de “mala gana”, la escupió, la empujó del coche y que, después además, se sacó el pene del traje y le llamó “radical de mierda”. “Obviamente me quedo bloqueada; empiezo a llorar; me da una crisis de ansiedad y veo que un taxi se queda libre por lo que decido subir para volver en él a casa”, describe.

Entonces, el taxista que le recoge le tranquilizó y le invitó a denunciar lo ocurrido, señalando que esa misma noche le habían llegado al taxi más clientas así. La mujer ha confirmado hoy mismo en la misma red social que ya ha denunciado formalmente lo ocurrido, aunque “no pueda hacerse nada por falta de testigos”.

La empresa responde… a la segunda

Tras la queja de la joven, Cabify le envió un mensaje agradeciendo la información, pidiéndole disculpas por lo ocurrido y anunciado que harían llegar el incidente al Departamento de Calidad de Conductores “para que puedan tomar las medidas necesarias, para asegurarse de que no se repetirán situaciones similares”.

Además, según el mensaje que la usuaria colgó también en redes sociales, la compañía le ofrecía un reembolso de 5,5 euros por la cancelación del servicio y un código promocional con un descuento del 15% con un tope de 50 euros en sus próximos tres viajes para ser gastados en un mes.

Esto último provocó airadas críticas tanto de la víctima como de decenas de personas en Twitter. Ante ello, Cabify se puso de nuevo en contacto con la víctima, facilitándole los datos del conductor para que pueda denunciarle.

“La empresa ha llamado pidiendo disculpas y diciéndome que piensan estar en todo momento. La culpa obviamente es del conductor, pero la empresa ha tomado medidas”, ha añadido luego la joven, que ha pedido que la empresa establezca un protocolo para detectar este tipo de conductores.

El conductor, fuera de la empresa 

El conductor de Cabify que supuestamente acosó sexualmente a una cliente la madrugada del domingo durante un trayecto en coche por el centro de Madrid ha sido “desconectado” del servicio ya no presta servicio en dicha compañía.

En un comunicado, Cabify indica que se ha puesto en contacto con la usuaria en dos ocasiones diferentes para expresarle su apoyo, solidaridad y su protocolo de actuación en estos casos. Además, le facilitarán todo la información que sea necesaria “para que proceda legalmente en caso de así desearlo.

“Lamentamos profundamente que casos de este tipo se presenten en España, pero reiteramos nuestro compromiso con la seguridad de nuestros usuarios y nuestro trabajo diario para perfeccionar todos nuestros procesos y protocolos”, agregan.