Acto de unidad de los alcaldes, con Colau al frente, en favor del referéndum

Los alcaldes, con Ada Colau al frente, están dispuestos a defender el referéndum del 1-O y a plantar cara a las advertencias del Estado. Esta mañana lo han demostrado en un acto de fuerza más que simbólica tanto en el ayuntamiento de Barcelona como en el Palau de la Generalitat que ha llenado la plaça Sant Jaume de ciudadanos en defensa de los alcaldes citados por la Fiscalía General del Estado. Carles Puigdemont, el último en intervenir, ha replicado a las amenazas de Rajoy, aconsejando al Estado que “no subestime la fuerza del pueblo de Catalunya, que ha decicido decidir”.

El acto ha empezado pasadas las once de la mañana en el consistorio barcelonés con una recepción de Colau a alcaldes, vara en mano. La alcaldesa, tras acordar esta semana con el president Carles Puigdemont la participación de Barcelona en el referéndum del 1 de octubre, ha realizado una cerrada defensa de los alcaldes citados por la Fiscalía.

La frase

Catalunya es un solo pueblo, la libertad la defenderemos con unidad”

Ada Colau

Alcaldesa de Barcelona

Colau les ha recibido con un cálido “este ayuntamiento siempre es vuestra casa y hoy más que nunca”. “Estamos aquí en una imagen inaudita que hace unas semanas no podíamos imaginar, nos encontramos en una situación inaudita en democracia, estamos aquí para denunciar esta situación”, ha añadido. “En Catalunya creemos en la democracia y aquí no sobra nadie, ha aseverado. “Catalunya es un solo pueblo, la libertad la defenderemos con unidad”, ha concluido.

Los alcaldes alzan la vara tras el parlamento de Ada Colau
Los alcaldes alzan la vara tras el parlamento de Ada Colau
(Guillem Rose / ACN)

Después de Colau, el alcalde de Amposta, Adam Tomàs; la de Badalona, Dolors Sabaté y la de Girona, Marta Madrenas, se han conjurado públicamente para asegurar ante la opinión pública que el 1-O “se votará, por supuesto que se votará”. Sabaté ha apuntado que “a pesar que no es el referéndum que Catalunya se merece, es el único que se puede hacer”.

Una vez acabada la recepción en el Ayuntamiento, el president Puigdemont, el vicepresident Oriol Junqueras y la presidenta del Parlament, Carme Forcadell, se han acercado al consistorio para recibir a los alcaldes y acompañarlos hasta el Palau de la Generalitat entre gritos de “votarem” o “independència”.

Allí en la Galería Gòtica, una representación de alcaldes de distintos puntos geográficos, de municipios de todo tamaño y de diferentes colores políticos han pronunciado contundentes parlamentos a favor del 1-O. En suma, han mostrado determinación y convicción para con el referéndum pese a las amenazas del Estado.

En Palau, Oriol Junqueras con todo el Govern detrás, ha tomado la palabra para insistir que los alcaldes son “la pieza clave” del referéndum. El vicepresident ha dado paso a los distintos alcaldes que han manifestado su cerrado apoyo al 1-O. Entre ellos, la alcaldesa de Berga, Montse Venturós (CUP), quien ha recordado al Estado que “nos encontrarán en todos los espacios de diálogo excepto en sedes judiciales”. Ramon Roqué, de Sant Joan de les Abasesses, ha remarcado sus “valores socialistas” que deben “defender la libertad”.

El alcalde de Llívia, Elies Nova, ha subrayado que los alcaldes estaban en Palau porque “no tienen miedo”. Víctor Foguè, alcalde de Albatàrrec, ha asegurado que hay “quince días para recuperar la dignidad”. Marc Solsona, de Mollerussa, ha animado a defender el referéndum con “serenidad” y una “sonrisa”. Y Madrenas, que ha vuelto a intervenir, ha comparado la acción del Estado contra el referéndum como el “quieto todo del mundo”, en referencia al Golpe de Estado de Tejero en 1981.

La presidenta de la AMI y querellada por la fiscalía, Neus Lloveras, ha definido la acción del Estado como “un atentado a la democracia”. “Denunciamos públicamente la persecución judicial que estamos sufriendo y afirmamos nuestro apoyo total y absoluto al Govern para el 1-o y nuestro firme compromiso con la democracia y nuestra voluntad de estar al lado de la gente de nuestros municipios”.

Por su parte, Miquel Buch, de la ACM, ha reafirmado que “Govern, Parlament y mundo local son un sólo bloque en favor del refeféndum”. “Arriesgaremos lo que haga falta para que este país pueda ejercer la democracia”, ha enfatizado. “No cedamos hasta el uno de Octubre y sobre todo luchemos a partir del día dos para que nunca más tengamos que sufrir lo que hemos sufrido”, ha remachado.

El president de la Generalitat ha sido el encargado de clausurar el acto con un discurso muy duro contra la acción del Estado para impedir el referéndum. “Queremos un país de hombres y mujeres libres, donde la gente se pueda expresar con toda libertad y no se cierren webs o no se tramiten revistas porque hay artículos que no gustan a la autoridad competente”. Puigdemont ha valorado el acto como una “expresión de unidad y determinación”.

Los ediles catalanes en el Palau de la Generalitat
Los ediles catalanes en el Palau de la Generalitat
(David Ramos / Getty)
Loading...