Inicio Actualidad Acusaciones cruzadas entre Quim Torra y el arzobispo Juan José Omella

Acusaciones cruzadas entre Quim Torra y el arzobispo Juan José Omella

Juan José Omella y Quim Torra

El presidente de la Generalitat, Quim Torra, ha anunciado un expediente sancionador contra el Arzopisbado de Barcelona por la misa en memoria de las víctimas del coronavirus celebrada este domingo y ha cargado a su vez contra el cardenal aragonés Juan José Omella a cuenta de los políticos presos por el 1-O.

Un día después de que Omella oficiara la misa funeral en la Sagrada Familia, Torra ha anunciado que ha ordenado al departamento de Salud que abra un expediente sancionador al Arzobispado de Barcelona por no seguir las directrices del Plan Territorial de Protección Civil (Procicat) ante la covid-19.

La ceremonia religiosa se celebró sin la presencia de ninguna autoridad política municipal, así como tampoco de la Generalitat ni del Gobierno, y congregó a más personas de las diez que como máximo establece el Procicat para este tipo de encuentros.

La misa funeral reunió a varias docenas de personas en la basílica de la Sagrada Familia de Barcelona, donde todos los asistentes llevaban mascarilla y estaban sentados distanciados entre sí.

A la vez que Torra anunciaba este expediente, el Arzobispado de Barcelona se ha reafirmado este lunes en su intención de iniciar acciones legales en los próximos días contra el Govern al considerar que se vulneró la Ley de libertad de culto al intentar prohibir la misa por los difuntos de la covid-19.

Frente a ello Torra ha asegurado que «todos somos iguales» ante las resoluciones adoptadas para hacer frente a la covid-19 y que «si el Procicat y el Govern toma medidas para asegurar la salud de todos los ciudadanos, todos las debemos cumplir».

Pero la crítica de Torra ha ido más allá y ha cruzado al terreno político cuando ha reprochado públicamente a Omella que no haya alzado ni una sola vez su voz para condenar «la represión» que, a su juicio, se ha sufrido estos años en Cataluña.

«Me parece bien que el cardenal Omella apele a la libertad de culto pero durante años ha olvidado la Constitución y los derechos humanos» relativos a la libertad de expresión y «y ni una vez ha alzado la voz» contra la represión a los políticos catalanes, ha considerado el president.

Se da la circunstancia de que el actual presidente de la Conferencia Episcopal fue en 2017 uno de los mediadores más destacados en el conflicto que sostuvieron el gobierno autonómico catalán y el español a raíz de la convocatoria del referéndum independentista del 1-O.

Además, en una entrevista de TV3 en la noche del domingo al expresidente catalán Carles Puigdemont, éste se mostró crítico con el papel que jugó Juan José Omella, en octubre de 2017, porque a su juicio se comportó «no como un hombre de iglesia», sino como «un hombre de Estado», algo que considera «inaceptable».