Inicio Actualidad Agricultura envía medios aéreos y humanos al incendio de Llutxent todavía fuera...

Agricultura envía medios aéreos y humanos al incendio de Llutxent todavía fuera de control

El Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación ha incrementado el dispositivo aéreo y humano enviado este miércoles, 8 de agosto, al incendio de Llutxent en Valencia, para apoyar a la Comunidad Valenciana en las labores de extinción.

En total, trabajan en la zona siete aviones anfibios, tres de ellos con capacidad de descarga de 5.500 litros y cuatro de 3.100 litros, así como un helicóptero Kamov de 4.500 litros y ocho helicópteros de transporte con helibalde de 1.200 litros, así como un avión de Comunicaciones y Observación que graba y envía imágenes aéreas en tiempo real sobre la evolución del incendio, según precisa el Ministerio.

La decisión llega después de que el pleno del Ayuntamiento de Gandía (Valencia) haya aprobado por unanimidad de los cuatro grupos municipales —PSPV, PP, Més Gandia y Ciudadanos— reclamar más ayuda al Gobierno central, dado que el fuego sigue fuera de control tras haber quemado más de 2.600 hectáreas desde el pasado lunes.

La solicitud enviada al Gobierno reclama declarar como zonas “afectadas gravemente por una emergencia de protección civil” aquéllas que se han visto perjudicadas por el incendio de Lluxent iniciado este lunes y que ya ha quemado 2.600 hectáreas afectando a seis términos municipales, entre ellos la propia capital de la Safor.

Para los trabajos de extinción desde tierra se han desplazado cuatro Brigadas de Refuerzo contra Incendios Forestales y una unidad móvil de Meteorología y Transmisiones que prestan apoyo a los directores de extinción.

El Ministerio ha incrementado igualmente el dispositivo aéreo enviado a Portugal con otro avión anfibio de gran capacidad, que se suma a los dos Canadair que se mandaron a primeras horas de la mañana al Concelho de Monchique.

Durante este miércoles se ha enviado también un helicóptero Kamov al incendio declarado en la localidad de Garganta La Olla en Cáceres y una unidad móvil de Meteorología y Transmisiones a Balsa de Ves en Albacete.