Al menos 70 muertos y más de 100 heridos en un ataque suicida en Pakistán

7

Al menos 70 personas murieron, entre ellos un candidato a los comicios provinciales, y más de 100 resultaron heridas en una atentado con bomba ocurrido durante un mitin en la zona de Mastung, en el oeste de Pakistán, en el segundo atentado del día contra un acto electoral en el país asiático. 

La explosión ocurrió cuando un político del regional Partido Nacionalista Awami (ANP)Siraj Raisani, finalizaba un mitin electoral a media tarde en un mercado de área de Darengarh, ha explicado Sana Ullah, portavoz de Policía del distrito de Mastung, en la provincia de Baluchistán donde ocurrió el atentado.

Ullah dijo que desconoce si se trató de un suicida portando bombas o un explosivo activado por control remoto, pero confirmó que fue un atentado. 

Segundo atentado del día 

Raisani, candidato a las elecciones del 25 de este mes, resultó herido en la explosión y falleció en un hospital, indicó su hermano Lashkari. La fuente recordó que un hijo del político murió en un atentado terrorista en 2011.

Se trata del segundo atentado del día contra un acto electoral, tras el ataque con bomba contra un exministro que dejó esta mañana cuatro muertos y 19 heridos en la ciudad de Bannu, en la provincia nororiental de Khyber Pakhtunkhwa. Akram Durrani, ex ministro de Vivienda del último Gobierno central y del partido Jamiat-Ulema-Islam, salió ileso del atentado.

Ataques suicidas

El pasado martes al menos 20 personas murieron y 60 resultaron heridas en un ataque suicida contra el ANP, también en Khyber Pakhtunkhwa. En ese ataque, reivindicado por los talibanes paquistaníes, murió el conocido político Haroon Bilour.

El país asiático celebrará elecciones generales y provinciales el 25 de julio, en las que están llamados a votar 105 millones de paquistaníes, según datos de la Comisión Electoral del país.

La violencia se redujo en el país durante 2017 con 1.260 muertos por terrorismo -540 de ellos civiles, 208 miembros de las fuerzas de seguridad y 512 supuestos terroristas-, la cifra más baja en una década, según el Portal de Terrorismo del Sur de Asia, que estudia la violencia en la región.