Alemania se prepara para test gratuitos a viajeros procedentes zonas de riesgo

    Alemania se prepara para iniciar mañana los test gratuitos y obligatorios de la COVID-19 a los viajeros que regresen de zonas consideradas de riesgo a lo largo del mundo, desde otros países de Europa hasta Afganistán o la República Centroafricana.

    La medida entrará en vigor después de una semana en que quienes volviesen de zonas definidas como críticas por el Instituto Robert Koch (RKI) de virología y el Gobierno alemán tenían que escoger entre guardar cuarentena o someterse a un test voluntario.

    El ministro alemán de Sanidad, Jens Spahn, ha dicho que ahora, hasta que reciban el resultado de la prueba, los afectados deberán guardar cuarentena.

    MULTAS DE HASTA 25.000 EUROS

    Los test pueden hacerse en Alemania en centros establecidos en aeropuertos, estaciones de tren y terminales de autobús, en lugares destinados a ello en las autopistas o en consultorios médicos en un período máximo de 72 horas tras llegar al país o 48 horas antes del regreso.

    Los resultados tienen que estar en alemán o en inglés.

    Las personas que se nieguen a someterse a la prueba podrán ser multadas con hasta 25.000 euros.

    El Ministerio de Sanidad ha advertido de que un test negativo no da seguridad absoluta porque la enfermedad puede estar en periodo de incubación, por lo que ha señalado que es «recomendable» hacer una segunda prueba, cuyos costes también serán asumidos por el Estado.

    Por otra parte, quienes regresen directamente a Alemania de una zona de riesgo deberán rellenar un formulario con diversas informaciones, entre ellos posibles síntomas o test que se hayan realizado con anterioridad.

    PUBLICIDAD

    MÁS DE UN CENTENAR DE LUGARES COMO ZONAS DE RIESGO

    La lista de zonas de riesgo abarca 130 lugares, que van desde Afganistán hasta la República Centroafricana.

    El único país de la Unión Europea (UE) que está clasificado en su totalidad como zona de riesgo es Luxemburgo, mientras que para Bélgica se hacen diferencias locales y regionales y se ha incluido a Amberes en la lista, lo mismo que en el caso de España, donde aparecen las regiones de Cataluña, Aragón y Navarra.

    El criterio central para definir una zona de riesgo es que haya en el curso de una semana 50 nuevos contagios o más por cada 100.000 habitantes.

    Hay otros criterios adicionales, como el manejo que se esté dando a la pandemia o la cantidad de test que se realizan por semana.

    PUBLICIDAD

    Las primeras experiencias con test voluntarios en los aeropuertos llevan a pensar que el regreso de viajeros puede potenciar la pandemia si no se toman medidas adecuadas, según el Gobierno alemán.

    Mientras que un 1 % de los test que se llevan a cabo en Alemania a personas que no han viajado da positivo, ese porcentaje es el doble en caso de viajeros que regresaron de zonas de riesgo y que se sometieron voluntariamente a un test la semana anterior.

    Se calcula que diariamente aterrizan en el aeropuerto de Fráncfort, el más grande del país, cerca de 16.000 pasajeros provenientes de regiones de riesgo.

    LA MAYOR PARTE DE LOS CONTAGIOS SE DA DENTRO DE ALEMANIA

    La preocupación de que los viajeros puedan contribuir a generar una segunda ola de coronavirus si no se toman medidas adecuadas tiene que ver con las experiencias del comienzo de la pandemia y el papel que tuvieron quienes regresaron contagiados de la estación de esquí austríaca de Ischgl y de otros de estos lugares.

    Sin embargo, Spahn ha dicho que de momento la mayor parte de los nuevos contagios se produce dentro de Alemania.

    Algunos críticos como el diputado Karl Lauterbach considera que los test deberían extenderse a personas que vuelven de zonas que no se consideran de alto riesgo.

    En esas áreas el hecho de que la percepción de riesgo se haya reducido puede suponer, según Lauterbach, un problema adicional.

    Las autoridades sanitarias alemanas contabilizaron este viernes por segundo día consecutivo más de mil nuevos contagios, con 1.147 nuevas infecciones en las últimas veinticuatro horas, según datos del RKI.

    En total, desde el indicio de la pandemia Alemania ha contabilizado 215.160 casos y 9.349 muertes, mientras que 193.999 personas se han recuperado del coronavirus.

    Según una encuesta de la Primera Cadena de la Televisión Alemana (ARD), un 93 % de los alemanes aprueba los test obligatorios para quienes regresan de regiones de alto riesgo y sólo un 7 % lo rechaza.

    En cambio hay una mayoría, un 57 %, que rechaza que los costes de los test sean asumidos por el Estado.