Alierta abandona Mediobanca tras no participar en la OPA a Abertis

17

Menos de seis meses. Es lo que ha durado César Alierta, presidente de la Fundación Telefónica y ex presidente de la operadora hasta abril de 2016, en el consejo de Mediobanca, una de las entidades financieras más importantes del país transalpino.

Alierta comunicó el pasado 8 de marzo al grupo italiano su renuncia a continuar en el consejo de la entidad, donde entró en octubre de 2017. La versión oficial es que el ex presidente de Telefónica necesitaba más tiempo para dedicarlo a su labor solidaria en la Fundación.

En cambio, fuentes cercanas al ejecutivo español explican que la verdadera razón es que Alierta -que de momento sí se mantiene como consejero de China Unicom– no ha querido trabajar en favor de la italiana Atlantia en su asalto a la concesionaria española Abertis.

Atlantia anunció la incorporación de Alierta a su consejo el 22 de septiembre y, una semana después, el conglomerado italiano hizo pública la contratación de Santander, Mediobanca y UBS como asesores de su oferta por Abertis.

Gobierno español

Desde el principio de esta operación, el conglomerado italiano ha tenido en contra al Gobierno español. El ministro de Energía, Álvaro Nadal, ha entorpecido la operación defendiendo desde el principio que Atlantia tenía que pedir permiso al Gobierno español para realizar la operación.

Las buenas relaciones de Alierta con el Gobierno iban a servir para trabajar en favor de Atlantia para desengrasar la operación y facilitar a los italianos la operación. El ex presidente de Telefónica, según las fuentes consultadas, no participó y ha decidido dimitir del consejo de Mediobanca.

Finalmente, como es conocido, la italiana ha alcanzado un acuerdo con Florentino Pérez, presidente de ACS, para realizar una oferta conjunta por Abertis y firmar un acuerdo de gestión a largo plazo de la concesionaria española.

En ese pacto ha tenido un papel importante Borja Prado, presidente de Endesa y directivo de Mediobanca en España.