Amaral: «Nunca entendemos las polémicas que tienen que ver con la música»

La gira «Nocturnal» del dúo zaragozano pasa esta noche por el festival Sonorama Ribera

Acaban de arrasar en el Arenal Sound y llevan ya casi un año y medio girando por todo el país con «Nocturnal», su último trabajo. Pero esta noche Juan Aguirre y Eva Amaral tienen una de las citas más esperadas de la temporada, tanto por sus fans como por ellos mismos. El dúo zaragozano se enamoró del Sonorama hace seis años, cuando presentó «Gato negro, dragón rojo» en su escenario. Y esta noche, en su tercera comparecencia en el festival de Aranda de Duero, serán los grandes protagonistas de la primera jornada «oficial» (ya ha habido dos días de «bienvenida») junto a un variadísimo elenco de bandas nacionales.

«He visto en las noticias que el primer Sonorama reunió sólo a trescienta personas, y me parece increíble que después de una primera edición que salió regular hayan conseguido acumular un bagaje de veinte años», dice Eva Amaral desde su estudio, donde prepara el concierto de esta noche con Juan. «Lo mejor es el ambiente que crean, con todo el pueblo implicado y con una buena vibración fantástica».

Alos dos les gusta mucho el formato de Sonorama, y Eva incluso ha ido como «festivalera». «Un año que no tocábamos estuve en el público, fui con una pandilla de amigos y me lo pasé increíble. Además hice varios descubrimientos buenísimos. Por ejemplo, allí fue donde vi por primera vez en directo a León Benavente, y ahora son mi grupo español favorito».

Una de las señas de identidad del Sonorama es su firme apuesta por la escena nacional, con carteles que abarcan todos los estilos imaginables y en los que nunca hay exceso de grandes reclamos internacionales. «Está muy bien que prefieran centrarse en la música de aquí», dice Juan, que sin embargo recuerda con gran emoción el concierto de Teenage Fanclub en 2011. «Nosotros tocábamos después de ellos, y fue muy bonito porque somos muy fans de toda la vida y estábamos compartiendo el mismo escenario».

Energía en el ambiente

Para Juan, otra seña de identidad muy clara del Sonorama es «la energía que libera el público en dirección al escenario». En todos sus conciertos, Amaral son un derroche de intensidad que se retroalimenta con esa energía, «pero en el Sonorama eso se hace especialmente patente». Lo mismo piensa su compañera Eva, que también ha vivido grandes momentos en Aranda sin Amaral, «como el año pasado, cuando canté una canción con El Dúo Dinámico e hice una sesión de pinchadiscos».

El Dúo Dinámico fueron la sorpresa del cartel del año pasado, un lugar que en esta edición está ocupado por Camela, cuya confirmación generó cierta polémica en las redes. «Nosotros nunca entendemos las polémicas que tienen que ver con la música, porque la música es, ante todo, libre», comenta Juan. Para Eva, «es bueno que en los festivales haya el mayor grado de diversidad posible. Y al contrario igual, si alguien quiere hacer un festival monotemático, pues también está bien».

Mientras la gira «Nocturnal» sigue su curso, Amaral están dando forma a las canciones que integrarán su próximo disco de estudio, que probablemente no tarde mucho en publicarse porque tienen «las ideas muy claras», asegura Eva. «Aún hay que poner ideas en común y eso llevará un tiempo», añade Juan, «pero más o menos sabemos cómo queremos que suene. Hemos estado investigando con nuevos ritmos, texturas y formas de escribir». Los dos se muestran entusiasmados ante la perspectiva de «descubrir a dónde nos llevará esta vez la música», dice Eva, que recientemente también ha estado haciendo sus pinitos como diseñadora de zapatillas. «Me lo propusieron y la idea me encantó, sobre todo porque toda la recaudación irá destinada a dos asociaciones que dan refugio a animales abandonados».

También tienen entre manos la grabación de un disco en directo, que tendrá lugar en su próximo concierto en el Wizink Center de Madrid, el 28 de octubre. «Se grabará también en vídeo» comenta Eva, «porque la verdad es que el show de luces y audiovisuales de esta gira es el mejor que hemos tenido, el que mejor se sincroniza con la banda y el que mejor ilustra el sentimiento que teníamos al escribir las canciones. Es el momento de hacerlo».

Loading...