Apagón informativo de la Generalitat para comprar las urnas

El gobierno de la Generalitat aplaza la decisión de la compra de urnas. En lo que era una de las posibilidades sobre la mesa, el ejecutivo presidido por Carles Puigdemont se ha limitado en su reunión de hoy, la primera tras la remodelación del gobierno, a «compartir y analizar los distintos itinerarios» posibles para la compra de urnas, pero sin decantarse por ninguno de ellos, o al menos no lo ha hecho público. Una vez declarado desierto el concurso para su compra, la Generalitat se decanta por la compra directa, aunque sin saberse aún la fórmula concreta.

En todo caso, y como ha explicado el debutante consejero de Presidencia y portavoz, Jordi Turull, el ejecutivo asegura que se comprarán en base a la «legislación vigente», una afirmación que choca de lleno con las reiteradas advertencias del Tribunal Constitucional en sentido contrario.

«En este estado de sitio, la administración de la información la haremos nosotros con el objetivo de llegar al objetivo del referéndum», ha añadido Turull que hará el ejecutivo en relación a la comunicación de aspectos como las urnas o al censo. La transparencia queda en el fondo del cajón.

Así las cosas, y evitando por ahora la segura reacción del Gobierno ante el Tribunal Constitucional y de la Fiscalía, la Generalitat por ahora mantiene en modo pausa la compra de urnas. «Estamos en una fase nueva, y cualquier papel que mueve la Generalitat genera una reacción de un nuevo tipo penal que es el algo están pensando», ha explicado Turull. Pese a este parón, del que Turull no ha concretado su duración, ha asegurado que el gobierno catalán «se pone en marcha».

En esta línea, Turull ha explicado que en los próximos días se reunirá el órgano de coordinación del referéndum, integrado por Carles Puigdemont, Oriol Junqueras, el secretario general de Vicepresidencia y el secretario del Govern, una primera reunión a la que también se sumarán en este caso los consejeros de Presidencia y de Justicia. No ha aclarado si en el seno de este órgano se tomará alguna decisión con respecto a la compra de urnas.

Por otra parte, y en relación a los «tuits» polémicos del nuevo director de los Mossos -«todos los españoles me dais pena»-, Turull ha minimizado su trascendencia, asegurando también que es normal su militancia independentista.

Loading...