¿Aparcamaridos? Cinco dudas que tenemos de esta campaña de una cadena de cines

¿Tu marido está como una moto? No te preocupes, ahora puedes aparcarlo. La nueva campaña de la cadena de exhibición Cinesa, “Sala Aparcamaridos”, propone que las mujeres que quieran ser traviesas y ver Cincuenta sombras más oscuras (James Foley, 2017) durante el fin de semana de San Valentín pueden dejar a sus maridos en otra sala mientras tanto. La Sala Aparcamaridos, más concretamente. Esta promoción está siendo difundida por la web de Cinesa, que además conmemora el estreno de la película con una decoración en la que el puntero del ratón del ordenador se convierte en una fusta. Hasta la web se ha puesto picarona.

Jamie Dornan y Dakota Johnson protagonizan ‘Cincuenta sombras más oscuras’, la película que ha dado lugar a la campaña Aparcamaridos.

Héctor Premuda, portavoz de Cinesa, responde a ICON: “Es una campaña divertida, sin ningún tipo de malicia. Con la película anterior de 50 sombras ya vimos que el 70 % del público era femenino. Y decidimos hacer esta promoción. Es para dar una alternativa al acompañante”. Cinesa es una cadena que opera en más de 500 salas de toda España.

Tras comprobar, por tanto, que esta promoción no es una invención de Twitter hecha con Photoshop y mirar a nuestro alrededor para buscar la cámara oculta, nos quedan agunas dudas. Principalmente cinco.

¿Las parejas lo hacen todo juntas?

El formato de esta campaña sugiere que existen parejas para las cuales organizar planes por separado sencillamente no es una opción. En realidad, si una mujer quiere ir a ver Cincuenta sombras más oscuras, su pareja puede hacer cualquier otra cosa. Sí, dedicar el tiempo libre al ocio con otros seres humanos que no son tu pareja es posible. Quizá esta promoción asume que las mujeres necesitan que su novio las lleve al cine en coche. O que no tienen tareja de crédito propia. O que no saben dónde está el cine. Esto último no debería ser un problema, porque como todos sabemos las mujeres no tienen reparos a la hora de preguntar por una dirección.

¿Los tíos solo ven pelis de mamporros?

Las tres películas adheridas a esta promoción, como alternativa para “los cracks” mientras sus parientas descubren en la sala de al lado que existe más de una postura sexual, son Resident Evil: el capítulo final, xXx: reactivado y Múltiple. Ninguna más. Cabe concluir, entonces, que esta iniciativa da por hecho que las mujeres a las que les atrae el lujo perverso de Christian Grey tienen novios a los que solo les gustan las películas de acción. Eso no es una pareja, es un chiste de un monólogo de El club de la comedia. La cartelera actual también ofrece historias masculinas como Manchester frente al mar, Batman, la legopelícula, Tarde para la ira o la nominada a ocho Oscar Moonlight. Claro que esta última recorre la vida de un gay negro, y según la filosofía de esta campaña, “el marido aparcado” le partiría la cara al taquillero que sugiriese esta opción.

El cartel con el que Cinesa ha promocionado la iniciativa Aparcamaridos.

¿Es la Sala Aparcacoches un fenómeno nuevo?

No. La Sala Aparcamaridos lleva existiendo 25 años, desde que aparecieron en España los primeros multicines. La Sala Aparcamaridos es en realidad cualquier sala en la que no estén proyectando Cincuenta sombras más oscuras. No tiene nada de especial, los asientos no son más amplios para que separes las piernas mientras te rascas la entrepierna, lo cual resulta decepcionante. Cabría esperar que al entrar te regalen un pack de seis birras, un mechero con forma de granada, o una entrada para el espectáculo de Jorge Cremades.

¿Y si lo próximo es la Sala Aparcamadres?

Si esta iniciativa funciona con éxito, nos espera una temporada llena de emociones a la hora de ir al cine. Quizá apuesten por la Sala Aparcamadres, donde solo proyecten películas sobre gente bondadosa, con una trama facilita de seguir y con una fotografía muy bonita mientras los hijos pueden ver la última de Marvel. O la Sala Aparcaamigos del colegio, en la que esos colegas con los que ya no tienes nada en común, pero a los que guardas cariño y una quedada mensual pueden ver comedias descerebradas mientras tú, que sí fuiste a la universidad y tienes inquietudes, disfrutas de una película iraní en blanco y negro. La campaña Aparcamaridos abre un infinito abanico de posibilidades para aquellos que quieren ver películas que solo les gustan a ellos, pero no renunciar a pasar tiempo con esas personas con las que no tienen nada que ver. Todos contentos, o al menos eso parecerá.

¿Se puede combinar con otras promociones bizarras?

Cinesa está que lo tira. Esta no es su primera campaña revolucionaria para atraer al público al cine. Para el lanzamiento de Mascotas, organizaron salas en las que podías llevarte a tu perro, una idea para la que sin duda no consultaron la opinión de los trabajadores de la limpieza. Otra promoción es la de “si no te gusta la película, salte durante la primera hora y te dejamos meterte a otra gratis”. Nos interesa averiguar si las ofertas son acumulables: si me meto en xXx: reactivado, me lo paso bomba viendo un rato de explosiones, y me salgo en el minuto 59, ¿puedo entrar gratis a Resident Evil, el capítulo final? Y el salto con tirabuzón, ¿si también me salgo de esa a tiempo, puedo meterme en Múltiple? Recomendamos firmemente respetar este orden, porque Múltiple es la buena, y la única que realmente cuenta una historia con principio y final. Menuda maniobra maestra. Menuda triunfada. Menudo crack.

Loading...