Apelación desestima el recurso por Neymar

El Barcelona tratará de que le concedan la cautelar para que el brasileño pueda jugar el domingo en el Bernabéu

El Comité de Apelación de la RFEF ha decidido mantener la sanción de tres partidos a Neymar, desestimando de esta manera el recurso presentado por el Barcelona para tratar de rebajarla y que pudiera jugar este próximo domingo en el Bernabéu. Apelación ha ratificado los argumentos que la semana pasada expuso el Comité de Competición y que se basaban en el redactado del acta de Gil Manzano tras la expulsión del futbolista durante el partido contra el Málaga. Neymar fue sancionado con un partido por la expulsión (doble amarilla) y dos por desconsideración al árbitro. Gil Manzano expuso que Neymar, al retirarse hacia vestuarios aplaudió ostensiblemente a su árbitro asistente, en un claro gesto de reprobación.

En su recurso a Apelación, el Barcelona insistió en que el acta arbitral no reflejó con exactitud lo que había sucedido en la acción de la Rosaleda, y que era una interpretación arbitral que los aplausos de Neymar fueran de desconsideración. Los servicios jurídicos del Barcelona defienden que no se tenía que haber aplicado al jugador el artículo 117 del Código Disciplinario porque no existió por su parte ninguna intención o ánimo de injuriar, ofender, desacreditar o desconsiderar al árbitro.

El Barcelona tratará ahora de lograr la cautelar en un último intento de que Neymar pueda jugar el domingo ante el Real Madrid. Este viernes acudirá ante el Tribunal de Arbitraje Deportivo (TAD), que es la última instancia de la justicia deportiva en España. El TAD deberá reunirse de urgencia el sábado o el domingo por la mañana para resolver el caso. Si esta reunión no se produjera, recibiría la cautelar y podría jugar ante el Madrid. Hay que tener en cuenta que los miembros del TAD son juristas cuyo ámbito de acción no suele ser el deporte, motivo por el que es poco probable que se reúnan en fin de semana aunque no imposible. Hay algún precedente como el que se produjo en la temporada 2013-14 cuando el TAD se reunió una sábado por la mañana para decidir si Cristiano Ronaldo podía jugar ante el Elche ese mismo fin de semana. En ese caso, el Tribunal ratificó la sanción.