Arenas: “No entra en mi cabeza que el PP tuviera fondos en Suiza”

Javier Arenas, secretario general del PP entre enero de 1999 y septiembre de 2003, ha rechazado este martes en el juicio del caso Gürtel de corrupción, que los cuentas que el extesorero del partido Luis Bárcenas mantenía en Suiza y que llegaron a acumular 48,2 millones de euros en 2007 ocultaran dinero negro invertido por la propia formación conservadora. “No puede entrar en mi cabeza que el PP tuviera fondos en Suiza, nunca jamás, se lo digo sinceramente”, ha respondido Arenas a preguntas de un abogado de la acusación popular.

Arenas, citado como testigo a petición de Bárcenas, ha negado tajantemente haber recibido los sobresueldos de 9.900 euros trimestrales en b que figuran a su nombre en la contabilidad secreta de Bárcenas durante los años en que fue número dos del partido. “Rotundamente no, todo lo que he percibido siempre lo he declarado a Hacienda, siempre”, ha manifestado el exvicepresidente político del Gobierno y exministro de Administraciones Públicas.

Arenas ha explicado que los que tenían cargos de “máxima responsabilidad” en el partido percibían un “plus de responsabilidad” y que esta cantidad “iba en la transferencia que hacía el banco y en la declaración de la renta”. Y ha añadido: “Más claro que el agua, yo no conocía ninguna contabilidad b y además no conocía ninguna contabilidad”.

A preguntas de la fiscal Concepción Sabadell, Bárcenas ha negado cualquier remuneración ajena al salario: “Jamás he recibido ni un solo euro ajeno a mi retribución, ni de las personas que ha citado [Bárcenas y su antecesor Álvaro Lapuerta] ni de ninguna empresa y nadie me lo ha prepuesto, lo que me produce satisfacción”.

Aunque las preguntas sobre la caja b forman parte de una pieza separada del macrosumario Gürtel que será objeto de otro juicio distinto, el tribunal presidido por el magistrado Ángel Hurtado ha decidido permitir preguntas “con generosidad” sobre la contabilidad paralela.

Arenas se ha desvinculado de forma radical de las decisiones económicas en el partido, que correspondían estatutariamente, según ha dicho, al tesorero Lapuerta. El exministro ha explicado que nunca tuvo conocimiento de quiénes hacían donativos al partido ni en qué cantidad. “El señor Lapuerta me explicó que las fuentes de financiación eran las ayudas públicas, las cuotas de militantes y las donaciones, que representaban un porcentaje muy pequeño, y me añadió una y cien veces que el PP nunca recibía una donación a cambio de algo, me lo repitió muchas veces”.

El político andaluz ha afirmado que al cabecilla de la trama Gürtel, Francisco Correa, solo lo conoce de actos públicos, y que no recuerda haber mantenido encuentros privados con él ni con Álvaro Pérez, conocido como El Bigotes.

Arenas ha sido preguntado por la reunión de 2010 entre Bárcenas, su esposa, Rosalía Iglesias, Mariano Rajoy y el mismo cuando aquel dejó el cargo de tesorero y el acta de senador. En ese encuentro supuetamente se acordó que Bárcenas mantuviera un sueldo y coche oficial y secretaria a cargo del partido. “Fue una reunión humana, no política, en la que se hablaron de cuestiones menores”, ha asegurado Arenas. También ha recordado una segunda reunión en diciembre de 2012, tras conocerse que Bárcenas tenía cuentas en Suiza. Según él, en ese encuentro, el extesorero le comunicó que sus actividades habían sido lícitas y que el caso Gürtel podría ser nulo”.

Loading...