Arrimadas recuerda a Torra que será president ‘gracias’ al Gobierno de Rajoy

3

“Que usted sea President de la Generalitat gracias a que el Gobierno de España permite que un fugado de la Justicia delegue el voto después de dar un golpe a la democracia es indignante y no es propio de un país democrático”. Así se ha dirigido la líder de Ciudadanos (Cs) en Cataluña, Inés Arrimadas, al candidato a la presidencia de la Generalitat, Quim Torra, que obtendrá los votos necesarios gracias a que Carles Puigdemont y Toni Comín han podido delegar su voto pese a estar huidos de la justicia.

Además, Arriamdas ha echado en cara a Torra algunos de sus viejos artículos de opinión en los que “deja clara cuál es su ideología, defendiendo el populismo o la identidad excluyente y su intención de seguir con la confrontación en Cataluña”.

Durante su respuesta al discurso de investidura de Torra, Arrimadas ha advertido a los partidos separatistas de que al elegir a Torra como President “están enterrando” cualquier opción de “salirse con la suya”: “Usted decía que se iban a centrar en internacionalizar el ‘procés’, pero lo único que van a conseguir es internacionalizar sus artículos”, ha dicho Arrimadas tras leer en voz alta varios de ellos.

La líder de Cs ha mostrado cierta “incredulidad” por tenerse que “enfrentar, en en el siglo XXI, a un discurso excluyente como el de Torra”. Y le ha reprochado todas las promesas que ha hecho en su discurso: “Todo lo que ha dicho que hará no podrá hacerlo porque, para ello, se requiere consenso”.

Una vez Torra sea proclamado president de la Generalitat, Arrimadas pasará automáticamente a ser de nuevo la Jefa de la Oposición, por lo que ha asegurado que desde su partido seguirán liderando las propuestas “sociales y económicas pensadas para todos los catalanes”, como ya hicieron en la pasada legislatura. Además, ha apelado al resto de partidos constitucionalistas y les ha pedido unidad para demostrar que lo que ofrece Torra “no es lo que merece la mayoría de Cataluña”. Y ha concluido: “Luchar ante el nacionalismo en la Europa del siglo XXI no es una opción, es una obligación”.