Asensio se vuelve invisible

6

Una crisis tan profunda como la del Real Madrid no puede tener un único culpable. Desde la cúpula hasta el último jugador de la plantilla, todos son responsables. Unos más que otros, pero todos tienen su parte de culpa. Y uno de ellos es Marco Asensio, que no atraviesa un buen momento. El atacante mallorquín está desaparecido durante los últimos encuentros y el Real Madrid lo nota, lo sufre.

Esta debe ser su temporada. Las circunstancias que rodearon la planificación del Real Madrid el pasado verano lo colocaron como uno de los jugadores que debían dar un paso adelante. Condiciones y fútbol en sus botas tiene de sobra, pero necesita ser más regular, echarse el equipo a la espalda cuando vienen mal dadas. El único partido en el que ha sido decisivo fue ante el Espanyol, con un único gol que dio el triunfo al Real Madrid en la jornada 5.

Ese ha sido el único tanto que ha marcado el balear esta temporada, unos registros demasiado discretos para lo que se esperaba de él. Además, en los últimos encuentros está desaparecido. No ve puerta, no desborda, no genera ventajas ni ocasiones de gol… Era el año para que cogiera galones. La salida de Cristiano Ronaldo dejó un vacío importante y Asensio estaba llamado a liderar al conjunto merengue este curso, pero de momento no está a la altura de lo que se esperaba de él.

Y por condiciones no es. Sin ir más lejos, en el último parón internacional dio un recital tremendo con España. Pero, precisamente desde ese momento, su rendimiento en el Real Madrid no está siendo el esperado. El Real Madrid está huérfano de jugadores decisivos con capacidad para desequilibrar, y Asensio estaba llamado a serlo. En Concha Espina siempre han visto en él un “Balón de Oro” en potencia, pero Asensio tiene que dar mucho más. Tiene tiempo, pues la temporada apenas acaba de empezar. Pero debe reencontrarse a sí mismo lo antes posible y ayudar al Real Madrid a superar la profunda crisis en la que está inmerso.