Inicio Actualidad Así es el Orbiter 3, el dron que España emplea en misiones...

Así es el Orbiter 3, el dron que España emplea en misiones internacionales

La unidad del Estado Mayor de la Defensa ubicada en Irak ha completado hoy una pequeña misión con éxito: el sistema de vuelo aéreo no tripulado Orbiter ha resultado exitoso en su primer vuelo, dentro del marco de la operación “Inherent Resolve”. Además, el propio organismo lo ha ilustrado con un vídeo en Twitter en el que se ve cómo una suerte de ballesta impulsa al dron y este comienza a planear en el aire. ¿Qué es este aparato que utiliza el Ejército?

El sistema israelí actúa, principalmente, como un sistema de inteligencia: la principal función del Orbiter 3 es la de enviar material inteligente a la base. Por ello cuenta con varias cargas útiles de cara a hacerlo efectivo; presenta un sensor triple estabilizado (diurno y nocturno con designación láser); un zoom continuado; capacidades SIGINT, que no es otra cosa que la recopilación de datos mediante la intercepción de señales; o fotogrametría, que es la técnica que genera mapas y planos extensos a través de las fotografías aéreas. Pero en sus funciones también están la gestión de fuego y de artillería, la localización de objetivos para armas guiados, la protección de fuerzas estacionarias o las misiones HLS (relacionadas con la vigilancia de fronteras y las respuestas a emergencias).

Sin embargo, sus principales características descansan en otras virtudes. Por ejemplo, se trata de un vehículo fácilmente transportable que únicamente necesita siete minutos para ser lanzado; es impulsado a través de una ballesta, por lo que se trata de un sistema silencioso e inteligente que no emite excesivos ruidos. Tampoco se escucha durante el vuelo porque se basa en una suerte de propulsión eléctrica, por lo que la combustión de los motores convencionales no es inconveniente.

Uno de sus puntos fuertes es la autonomía que muestra el aparato: permite navegar de manera exacta con o sin GPS o sin enlace de datos, lo que facilita mucho más su manejo. También permite el control y el monitoreo a través de vehículos en movimiento.

Si se entiende la autonomía como la “esperanza de vida” del aparato, este Orbiter 3 es capaz de volar durante más de 6 horas dentro de un ratio aproximado de 100km desde su estación de control. Su peso máximo de despegue es de 30 kilos y su peso de carga útil, 5,50 kilos. La envergadura del aparato supera los 4 metros (4,40, más concretamente) y alcanza una velocidad máxima de 130 kilómetros por hora.

Pero si por algo destaca este aparato es, fundamentalmente, por su versatilidad: aparte de sus funciones, también es un gran exponente de seguridad marítima. Su principal función en las costas es la de la vigilancia marítima y costera, la seguridad de instalaciones fuera de la costa, la defensa de las naves o el registro de objetivos para armas guiadas. Además, permite la integración en los barcos sin necesidad de cubierta de vuelo.

Fuente