Inicio Actualidad Así es el plan de refuerzo antiterrorista lanzado por Marlaska por el...

Así es el plan de refuerzo antiterrorista lanzado por Marlaska por el riesgo de atentados yihadistas en Semana Santa

El ministro Fernando Grande-Marlaska, por medio de su secretario de Estado de Seguridad, Rafael Pérez Ruiz, ha lanzado un plan de refuerzo antiterrorista ante la amenaza de atentados yihadistas en Semana Santa. Estará operativo hasta las 15:00 horas del 2 de abril e incluye desde el «reforzamiento de los dispositivos operativos y las medidas preventivas y de vigilancia y de respuesta antiterrorista», así como el blindaje de «los controles aleatorios de vehículos y personas», la vigilancia reforzada de «plazas, paseos y grandes vías comerciales» o «acontecimientos religiosos, de ocio, deportivos o cualesquiera otros con gran afluencia de personas», hasta la intensificación de las «medidas policiales de prevención, protección y respuesta antiterrorista en relación con la Embajada de Israel y demás legaciones diplomáticas de dicho país en España».

El texto del oficio trasladado por el Ministerio del Interior a la Policía no oculta la preocupación: «La festividad de Semana Santa -un periodo de especial significado para los ciudadanos, y que comporta, además, una importante y numerosa participación y presencia de éstos relacionados con dicha festividad, así como desplazamientos por todo el territorio nacional- unido a la persistencia de altos niveles de riesgo de actuaciones terroristas, tal como se ha puesto de manifiesto en la sesión de la Mesa de Evaluación de la Amenaza celebrada el día 20 de marzo, hacen preciso no sólo mantener las medidas de prevención, protección y respuesta previstas en el vigente Nivel 4 de Activación del Plan de Prevención, Protección y Respuesta Antiterrorista, sino incluso proceder a un reforzamiento de especial intensidad de las mismas«, señala el redactado del plan de blindaje.

«La intensificación de dicho reforzamiento en toda España estará dirigida a un robustecimiento de los dispositivos de seguridad y de las capacidades de inteligencia, de control y seguimiento antiterrorista por parte de los Cuerpos de Seguridad del Estado, así como por el resto de los Cuerpos policiales y demás instituciones, organismos y operadores, públicos o privados, en materia de seguridad, en el marco de sus respectivas competencias y responsabilidades funcionales y territoriales», explica el plan.

Y en ese texto se incluyen las siguientes acciones: «Reforzamiento de los dispositivos operativos y las medidas preventivas y de vigilancia y de respuesta antiterrorista, así como los controles aleatorios de vehículos y personas, en todos aquellos lugares en los que pueda tener lugar una alta presencia o tránsito de personas, tales como», por ejemplo, «zonas, plazas, paseos y grandes vías comerciales, dada la importante afluencia de ciudadanos que en estas fechas pueden producirse en las mismas».

Igualmente figura el aumento de protección de «los acontecimientos religiosos, de ocio, deportivos o cualesquiera otros con gran afluencia de personas», los «edificios, centros o instalaciones emblemáticas con gran presencia de visitantes, o que puedan ser identificados como de especial interés por los elementos terroristas para sus acciones» y, en general, «todos aquellos lugares o edificios en los que se prevea la existencia de especiales concentraciones de ciudadanos y que, por ello, puedan ser considerados como potenciales objetivos de sus acciones por los citados elementos terroristas».

Los «grandes centros, infraestructuras e intercambiadores de transportes, lo que necesariamente ha de comprender instalaciones y medios de transporte aéreo, terrestre y marítimo» figuran igualmente en el plan.

Entre el resto de medidas también figuran el refuerzo de «las actuales medidas policiales de prevención, protección y respuesta antiterrorista en relación con la Embajada de Israel y demás legaciones diplomáticas de dicho país en España», de las actuales medidas antiterroristas en «Embajadas y demás legaciones diplomáticas de Turquía, Palestina, Líbano y Jordania, así como sobre los intereses estratégicos, culturales y económicos de dichos países» o de las «Embajadas e intereses de Francia, Suecia y Dinamarca» y de «Estados Unidos y Reino Unido».

«Por parte del Centro Nacional de Protección de Infraestructuras Críticas se dará traslado a los propietarios y operadores de las infraestructuras críticas de las medidas acordadas y del necesario reforzamiento de las que corresponden a dichos operadores», señala el texto, que añade que «la Oficina de Coordinación de Ciberseguridad, en coordinación con los CERT de referencia, establecerá, por su parte, un dispositivo especial de ciberseguridad durante el período de vigencia del especial reforzamiento de medidas antiterroristas aquí establecidas».