Así fue la maniobra suicida de Verstappen que acabó con Vettel y el broncazo de Marko | GP China Fórmula 1

5

Max Verstappen iba como loco en el GP de China. Parecía Marc Márquez en Argentina, intentando adelantamientos por donde no se podía pasar, como si estuviera jugando a los bolos en vez de corriendo una carrera de Fórmula 1. Primero casi se choca con Hamilton y se acabó yendo fuera de la pista. Unas vueltas más tarde, en la 43, puso fin a la carrera de Vettel con una maniobra estúpida e innecesaria.

Intentó pasarle en la curva, no frenó y se comió de lleno al alemán. En ese momento el germano era tercero, mientras Hamilton iba quinto. Pero el accidente le costó la plaza con el británico que tuvo que pasar por fuera para evitarles. Desde ese instante, Vettel, que estaba siendo uno de los mejores, empezó a caer en picado. Rodaba muy lento, el Ferrari no tiraba y veía como bajaba hasta la séptima posición. Cuando parecía que no podía ir peor, en la última vuelta, Alonso le adelantó de manera magistral para terminar por delante y dejarle octavo.

Al terminar la carrera, el holandés, recibió la bronca del jefe. Helmut Marco se enfadó con Verstappen por su desmesurada actuación en carrera. El piloto de Red Bull iba tirando bolos por la pista. Se excedió de los límites y fue sancionado con 10 segundos de penalización, que le bajan hasta la quinta posición pese a haber cruzado la bandera a cuadros en cuarta. No gustó nada a la escudería austríaca la actuación de su piloto.

Era más rápido que su rival, pero su ansia por adelantarle le terminó pasando factura. Necesita tener más paciencia y por eso Marko lo cogió a solas en el box al acabar la carrera. “Max ha cometido un error. Necesita controlarse. Le he dicho que no se exceda. Él sabe lo que ha perdido“, dijo Marko en declaraciones a Movistar+. Tras la charla, Verstappen, fue a pedirle perdón a Vettel, que a diferencia de Rossi con Márquez, sí aceptó sus disculpas.