Inicio Actualidad Ave Bale

Ave Bale

Que Gareth Bale es un auténtico cañón no es nada nuevo. Sin embargo, el galés a veces pasa desapercibido en tramos de algunos partidos o incluso en encuentros completos. El Real Madrid, ahora más que nunca, necesita la mejor versión del galés, esa que ofreció este martes ante la Roma en el Olímpico de la capital italiana. El extremo británico demostró que puede ser un futbolista decisivo gracias a su velocidad y su pegada, marcó el primer tanto del equipo merengue y participó de manera decisiva en el segundo de Lucas Vázquez.

Como al Real Madrid en general, en la primera parte le costó más, aunque ya dejó una galopada de las suyas en el minuto 16 que finalmente acabó en nada. La Roma jugó mucho más en campo contrario, pero perdonó y al descanso se llegó con el cero a cero inicial. La cosa cambió tras el paso por los vestuarios. Bale se echó el equipo a las espaldas y adelantó a los suyos cuando tan sólo se había disputado un minuto tras la reanudación, definiendo a la perfección tras un buen pase de Benzema.

A partir de ahí se vio al mejor Bale, a ese jugador participativo, ese cañón que en carrera es imparable y que es capaz de destrozar cualquier defensa. En el 48′ protagonizó una de esas cabalgadas que retratan a sus contrarios, pero su definición no fue tan buena y Olsen salvó a los suyos del segundo. Acabó llegando ese 0-2, obra de Lucas Vázquez tras una dejada de Benzema a centro de… Gareth Bale. 

Bale vive un ídilio especial con la Champions League, una competición en la que fue decisivo marcando un doblete en la final frente al Liverpool, incluida aquella chilena que no olvidará nunca ni el galés ni el madridismo. Ahora, el Real Madrid necesita que sus exhibiciones sean más regulares, que también tire del carro en el resto de competiciones y ponga su granito de arena para que el equipo levante cabeza.