Inicio Actualidad Ayuso rechaza el estado de alarma e insiste en aplicar un modelo...

Ayuso rechaza el estado de alarma e insiste en aplicar un modelo de restricciones selectivas

Se mantiene el pulso. La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso (PP) ha confirmado su rechazo a la declaración del estado de alarma en la región y apuesta por mantener el modelo de zonas básicas de salud proponiendo los confinamientos selectivos para zonas de incidencia de más de 750 casos. El consejero de Sanidad, Enrique Ruiz Escudero, ha sido el encargado de presentar la decisión del Ejecutivo regional argumentando que “todos los indicadores que responden a este modelo de control de zonas básicas de salud” está funcionando. “En 45 de las 46 zonas la incidencia ha bajado. Lo notamos en la hospitalización -2.800 camas frente a 3.300-, y en el descenso en camas de UCI -de 505 a 487-. Estamos viendo que todos los indicadores responden a este modelo de control que queremos seguir aplicando”. “Madrid tiene un plan. Y es un plan que llevamos ejecutando hace semanas”, ha señalado.

El retraso en la comparecencia del consejero ha provocado que, antes de finalizar la misma, el Gobierno de España confirmara el decreto del estado de alarma en las próximas horas. Un detalle del que Ruiz Escudero ha sido informado por los propios periodistas en el turno de preguntas y al que ha reaccionado señalando que “ellos asumen la competencia y tendrán que decir qué tienen pensando con los madrileños. Va a resultar muy difícil que los ciudadanos entiendan que esto se aplique cuando las decisiones que ha tomado la consejería de Sanidad, con todo su equipo técnico, van con un descenso claro desde el punto de vista epidemiológico y asistencia.”

Fuentes presidenciales han matizado, no obstante, a La Vanguardia que “Sánchez se ha negado a negociar la Orden de la Comunidad de Madrid” y que “la conversación ha tenido lugar cuando La Moncloa ya había filtrado que decretaban el estado de alarma”.

Consolidado el choque de órdenes ejecutivas, el consejero ha adelantado que “la comunidad va a negociar cada día para que se levante. Han puesto en duda nuestros datos, algo que no toleraremos nunca. Vamos a seguir con la monitorización diaria. Nuestra misión es seguir dando esta respuesta para contener el coronavirus en la región”. Escudero ha aprovechado para afear que “este tipo de decisiones que son de tanto calado y con tanta repercusión, se tiene que hacer desde un punto de visto técnico y no político, como pretende hacer el Gobierno de España”.

Más contundente se ha mostrado el consejero de Justicia, Enrique López, calificando el estado de alarma de “atropello constitucional contra la Comunidad de Madrid y un ataque a todos los madrileños. Es desproporcionado, es innecesario y es sectario. Pedimos su retirada inmediata por razones sanitarias y también de higiene democrática”, ha señalado en twitter.


Pormenorizado el plan del Gobierno regional, la única modificación con el aplicado a mediados de septiembre radica en la decisión de endurecer el umbral establecido para implantar las restricciones a la movilidad fijándolo en más 750 contagios por cada 100.000 habitantes frente a los 1.000 que se marcó en su momento. Un baremo según el cual quedarían afectadas 51 áreas metropolitanas.

El retraso de 24 horas en reaccionar a la sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Madrid queda, por tanto, sin justificar ya que la propuesta publicitada este viernes es casi idéntica a la que ya pusieron sobre la mesa hace tres semanas por lo que resulta difícil entender cómo no pudo celebrarse ayer una reunión del grupo Covid-19 con representantes de ambas administraciones. La tardanza, por tanto, puede deberse al choque de criterios interno que mantienen en este apartado PP y Cs, socios de coalición del Gobierno de Madrid.

Según se ha filtrado, Ayuso no ha variado ni un ápice su postura de aplicar las medidas de restricción de movilidad y de horarios y aforos que estaba vigente hasta el pasado viernes mientras que el vicepresidente, Ignacio Aguado, ha abogado en todo momento por “rehacer” la orden del Ministerio según “la resolución del TSJM”. Tras la reunión con Ayuso, Aguado ha vuelto a desmarcarse de la línea oficial del Ejecutivo de la Real Casa de Correos insistiendo en que el estado de alarma “era evitable” pero ha asegurado que seguirá trabajando para que haya “menos imposición y más diálogo” entre administraciones.

Sobre si está más de parte del Gobierno central o del de la Comunidad, al que pertenece, Aguado ha aclarado que son “el Gobierno de la Comunidad” y que intentan “llegar siempre a acuerdos”. “En esta ocasión no ha sido posible y vamos a seguir trabajando para que haya menos imposición y más diálogo”, ha reiterado.

Aguado ha aprovechado su cuenta de twitter para lamentar que “los políticos hemos vuelto a fracasar. Las consecuencias las pagan los ciudadanos. Mis disculpas por ello”, ha señalado el vicepresidente de la Comunidad de Madrid, Ignacio Aguado.

El vicepresidente Aguado (Cs) se ha vuelto a desmarcar de la postura de Ayuso (PP) insistiendo en que el estado de alarma era inevitable: “Mis disculpas por ello”

¿Apruebas el estado de alarma en Madrid?